Jaque ya definió el perfil de los colaboradores que incorporará.

Acordó con intendentes del PJ que para ser ministro es excluyente la capacidad de gestión política además de la solvencia técnica.
Celso Jaque buscará arrancar la segunda etapa de su gobierno con un gabinete integrado por ministros con tarea de tales, lo que significa el posible alejamiento de aquellos que limitaron su rol al de asesores técnicos a cargo de ministerios, secretarías o direcciones generales.

Lo definió un gobernador que ya cuenta con el acuerdo de los intendentes del PJ e incluso de representantes de actores productivos y sociales que se perfilan como posibles incorporaciones al nuevo elenco gobernante o -en su defecto- como estrechos nexos entre el Ejecutivo y sectores de la sociedad mendocina.

Así se desprende de las reuniones y comunicaciones telefónicas mantenidas por Jaque en los últimos diez días, que ayer se acentuaron significativamente ofreciendo la impresión de inminencia en los anuncios. Para posibilitar algunos de estos encuentros, el mandatario -incluso- llegó a suspender su viaje a Buenos Aires y no participó de la ceremonia de asunción de los nuevos ministros nacionales.

El perfil de los integrantes del nuevo gabinete de Celso Jaque no se agotará en la solvencia técnica sino que deberá avanzar sobre la capacidad de gestión política, lo que implica sumar a la exigencia de saber qué hacer, la de cómo hacerlo encabezando la realización.

Para ello será necesario mostrar condiciones de negociador y de manejo en el trato interpersonal que permitan avances en la resolución de conflictos en el área a su cargo. Al mismo tiempo, demostrar capacidad de comunicación y de trabajo en equipo con los otros integrantes del gabinete.

Estas exigencias permiten especular con que los cambios de nombres en el gabinete de Jaque podrían ser más amplios que los "dos o tres" que se presumían inicialmente.

Es que el perfil exigido para encarar esta segunda etapa del gobierno de Jaque, se observa parcialmente en dos y en forma plena en siete de los trece integrantes del actual elenco de gobierno: Mario Adaro (Gobierno); Alejandro Cazabán (secretaría general de la Gobernación); Guillermo Carmona (Medio Ambiente); Carlos Ciurca (Seguridad); Francisco Pérez (Infraestructura); Silvia Ruggeri (Desarrollo Humano) y Luis Böhm (Turismo). Los otros seis integrantes pasaron a estar "en capilla".

Al parecer, los cambios en el gabinete no necesariamente se concentrarían en un anuncio único. En medio de un profundo hermetismo -y con un gobernador que aspira a preservar un margen para las sorpresas- se pudo conocer anoche que Jaque evaluaba si presentaba el nuevo gabinete de una sola vez (entre hoy y el martes que viene) o si lo iba a ir presentando parcialmente ministerio por ministerio en fechas no definidas.

También se especulaba con que los cambios alcanzarían un interés especial en Producción, el área que se transformará en "el ministerio estrella" del segundo semestre. Es que -pasada la crisis por la Gripe A- esta cartera se convertirá en el centro de una tarea interministerial tendiente a revertir los efectos de la crisis sanitaria sobre la marcha de la economía.

También trascendió que a los anuncios sobre cambios en el elenco de gobierno provincial, seguirán novedades sobre modificaciones en la conducción del Partido Justicialista (está previsto que el lunes se reúnan las autoridades entrantes y salientes del PJ) y sobre modificaciones en los gabinetes de los intendentes del PJ.

"Tanto a nivel provincial como municipal buscaremos mejoras en la gestión, a tono con las mayores exigencias que esperamos para el segundo semestre. Habrá cambio de hombres y de maneras de gestionar sin que nos vayamos a correr de nuestro proyecto", enfatizan en el PJ.

Comentá la nota