Jaque se fue al Caribe y lo esperan pujas por la plata

Todavía no llega el préstamo del Nación por 100 millones de pesos, porque falta el visto bueno del paralizado Banco Central. Y dentro de una semana tienen que iniciarse las negociaciones salariales con los gremios. Hay cambios que aprobar en el Presupuesto.
El gobernador Celso Jaque partió ayer de vacaciones. Su destino, según las reservas hechas en LAN nunca desmentidas por el Gobierno, es la caribeña Punta Cana, el principal centro turístico de República Dominicana. Y en estas dos semanas en las que estará ausente, el Gobierno deberá ocuparse de algunos temas conflictivos como el inicio de paritarias con los gremios estatales para discutir salarios, el reparto de los 100 millones de pesos que vendrán del Banco Nación a modo de auxilio financiero y el comienzo de las sesiones legislativas, en donde el Ejecutivo pretende la aprobación de algunos proyectos que considera clave.

Aunque en el Ejecutivo prometen que no se paralizará la actividad oficial, el Gobernador tomó una determinación tajante: durante estos 15 días, no habrá anuncios importantes de boca de ningún funcionario. Por eso, dejó un listado de tareas a cada ministro para que a su regreso, (el lunes 8 de febrero), dejen a él la función de transmitir buenas noticias. Tal vez esta decisión tenga que ver con que la máxima autoridad provincial será el vicegobernador Cristian Racconto, con quien Jaque mantiene una relación tensa.

La discusión salarial

A diferencia del año pasado, y en medio de fuertes advertencias de los gremios, el Ejecutivo decidió no vetar el artículo del Presupuesto 2009 que ordenaba el comienzo de la discusión paritaria a partir del 1 del mes próximo, es decir, el lunes de la semana que viene.

Consultado por Los Andes, el ministro de Gobierno, Mario Adaro, ratificó que se sentará a conversar con los sindicatos pero advirtió que "la situación presupuestaria no cambió", sugiriendo que los aumentos salariales podrían ser otorgados más adelante. A fin de año, el Gobierno puso abril como fecha tentativa.

"Vamos a armar un cronograma para juntarnos con los gremios, pero siempre sabiendo que la situación presupuestaria no cambió", dijo el ministro. Como solución, propuso que "las paritarias no sólo estén enfocadas en los sueldos, sino también en solucionar inequidades".

Desde ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), la secretaria general, Raquel Blas, le advirtió al Gobierno: "Nosotros hemos pedido formalmente al secretario de Trabajo (Jorge Gabutti) que convoque a paritarias para los primeros días de febrero, de acuerdo a lo que establece la legislación vigente. La paritaria es una discusión libre entre las partes y si el Ejecutivo no quiere discutir salarios tendrán que ver qué mecanismos tiene para que no aumenten los servicios ni los alimentos".

El gremio tiene planificada una reunión de delegados el 1 de febrero donde se plantearán las posibles medidas de protestas.

Según confirmó Adaro, el sector de los docentes (representado por el Sindicato Unido de Trabajadores del Estado) y de la salud (nucleados en ATE, Ampros y ATSA) serán los primeros en ser llamados a paritarias. Los docentes ya están trabajando en una simulación que incluye aumentos escalonados de sueldos y de no ser convocados para ese debate, como todos los años amenazan con no comenzar las clases.

La llegada de los fondos

"Sólo falta la autorización del Banco Central", confió a este diario el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni. ¿A qué se refería? Al préstamo de 100 millones de pesos que recibirá la Provincia del Banco de la Nación Argentina y que le servirá para comenzar a paliar el déficit del año pasado. El Gobierno aspira a que los fondos lleguen antes de fin de mes para poder distribuirlos entre pago de sueldos, proveedores y los municipios, pero aún no está definido qué porcentaje tocará a cada uno lo que podría causar otro conflicto.

"La idea es resolver las necesidades urgentes, como pagar salarios y proveedores, ya que hay muchos con los que estamos atrasados dos meses", agregó Cerroni. La incorporación de los municipios en el reparto de los 100 millones de pesos es casi una obligación para el Gobierno porque cuando la Legislatura aprobó el año pasado el proyecto por el que autorizaba al Ejecutivo a endeudarse por 420 millones de pesos, el texto incluía 60 millones de pesos para las comunas (40 millones no reintegrables y 20 millones a modo de préstamo).

Sin embargo, como el Gobierno tiene previsto reunir todo el dinero que necesita para después de mediados de año, los 60 millones no llegarán a los intendentes del modo que pensaban. "Probablemente vamos a calcular qué porcentaje de los 60 millones le corresponde ahora a las comunas, teniendo en cuenta que se trata de 100 millones y no de los 420 millones que solicitamos", sostuvo Cerroni.

El paquete legislativo

El 1° de febrero se reanuda la actividad legislativa y las Cámaras sólo pueden aprobar proyectos que sean enviados desde el Ejecutivo, ya que así lo dispone la reglamentación de las sesiones extraordinarias que rigen hasta el 1 de mayo, cuando se abra el nuevo período legislativo.

Pese a la ausencia de Jaque, según confirmaron desde la Legislatura, hay expectativa por el tratamiento de algunos artículos que fueron cuestionados en el Presupuesto y que el Gobierno se comprometió con el bloque del Partido Demócrata -quien ayudó a aprobar la ley- a abordarlos en febrero.

Se trata, por un lado, del artículo 81, que deja vía libre al Gobierno para endeudarse con los proveedores que financien sus compras. La intención es que se agregue la necesidad de autorización legislativa a esa potestad, sacando una nueva ley que envíe el Ejecutivo. El otro cambio está vinculado con la Justicia, ya que el Gobierno se comprometió a incluir 31 millones de pesos más para el Poder Judicial.

Además, de acuerdo a lo que confirmó la semana pasada el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, el Gobierno busca la urgente aprobación de la empresa provincial de energía a través de una iniciativa de ley que está en Diputados para ser tratado. Con esta figura, el Ejecutivo pretende avanzar en obras menores. Entre ellas, está la continuación del nudo vial Costanera-Vicente Zapata que incluiría una micro turbina en el Canal Cacique Guaymallén.

La gran duda sigue siendo la nueva emergencia en Seguridad. El ministro del área, Carlos Aranda, dijo a fin de año que la enviaría en la primera semana de febrero para poder acelerar la compra de bienes. Pero, de acuerdo a lo que explicaron desde el edificio de Salta y Huergo de Godoy Cruz, están evaluando si están las dadas las condiciones para tratar el proyecto, teniendo en cuenta que es resistida por los partidos de la oposición.

Comentá la nota