Jaque cambió ministros para oxigenarse

Echó a Silvia Ruggeri y a Sergio Saracco. Carlos Ciurca pasó a Desarrollo Humano y su lugar en Seguridad lo ocupará Carlos Aranda. Aún no define quién conducirá Salud. Busca comenzar "una nueva etapa" y "mejorar" la gestión, a dos años de haber asumido.

Con la expresa intención de "iniciar una nueva etapa" en la administración provincial y apuntando a "mejorar la gestión", el gobernador Celso Jaque dispuso tres cambios en la primera línea de su gabinete: en Desarrollo Humano se fue Silvia Ruggeri y la remplaza Carlos Ciurca; el puesto que este último deja en Seguridad será cubierto por Carlos Aranda -actual director de Inteligencia Criminal-, mientras en Salud se terminó el ciclo de Sergio Saracco, pero aún no le encuentran remplazante.

En la Casa de Gobierno, los cambios en el gabinete fueron considerados como fruto de "una decisión estructural de suma importancia, vinculada a la oportunidad que ofrece el Bicentenario para repensar a la provincia de Mendoza". Y se destacó la intención oficial "de mejorar la gestión en áreas que presentaban dificultades".

Asimismo se vinculó el momento del anuncio con "el final de año" y el reciente segundo aniversario de gestión, al tiempo que se lo desvinculó de la batahola con gremialistas en el quinto piso de la sede gubernamental.

"Los cambios en mi gabinete no se deben a los incidentes con ATE, sino que tienen que ver con un proceso de mejoramiento de la gestión", subrayó en San Rafael el propio gobernador Celso Jaque, durante su recorrida por zonas afectadas por la fuerte tormenta del jueves.

El anuncio oficial sobre los cambios en el gabinete estuvo a cargo, una vez más, del secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, y tiene una vinculación directa con el contenido del discurso que pronunciará hoy al mediodía el Gobernador, en el encuentro de relanzamiento de su gestión (ver aparte).

Todo indica que el combate contra la inseguridad seguirá ocupando en la segunda mitad de la gestión de Jaque una atención especial. Y que, a diferencia de la primera parte, las acciones a emprender no estarán condicionadas por anuncios, ni menos por compromisos con porcentajes y plazos. Por el contrario, apuntan, serán fruto de una "coordinación interministerial" entre la labor preventiva en contra de la pobreza desde Desarrollo Humano, a cargo de Ciurca, y la represiva desde Seguridad, bajo la jefatura de Aranda.

Ambos ministros forman parte de un mismo equipo de trabajo y Jaque apuesta a conseguir una mayor articulación en el funcionamiento de esos ministerios. Por lo tanto, se espera que en las segundas líneas de Seguridad se mantenga una continuidad, lo que significa que tanto Luis Pariggi (subsecretario de Seguridad) como Erwin Cersócimo (de Relaciones con la Comunidad) podrían permanecer en sus puestos.

En tanto en Desarrollo Humano, las subsecretarías no alcanzarían igual grado de continuidad. No obstante, habrá que esperar a la semana entrante -el lunes asumen los nuevos funcionarios- para conocer la suerte de los subsecretarios de Familia, Hernán Hernández, y de Desarrollo Humano, Patricia Di Cataldo.

En principio, Ciurca quiere continuar con el acompañamiento de su jefe de gabinete, Eduardo Bauzá, por lo que es probable su cambio de cartera.

En Salud, la situación se presentó más complicada y -se estima- los cambios avanzarán sobre las segundas líneas entre rotaciones y alejamientos. Por lo tanto, se esperan novedades en las subsecretarías de Planificación y Control, a cargo de Ricardo Landete (cuñado de Jaque), y de Gestión de la Salud, bajo Pedro Massman.

A diferencia de las otras dos carteras, en Salud no se dio a conocer de inmediato el nombre del remplazante de Saracco y anoche -en medio de al menos cinco nombres que circulaban entre rumores- el gobernador Jaque avanzaba en una decisión final.

La cartera de Salud llevó a cabo su tarea en medio de dificultades de articulación interna entre ministro y subsecretarios (por las peleas entre el ministro y Landete). Con una división tripartita, debió enfrentar dos pandemias y multiplicar sus gastos en un año de caída de recursos, lo que lo obligó a receptar fondos derivados desde otros ministerios. Asimismo, no consiguió aprobación legislativa en sus propuestas de reformulación del funcionamiento del sistema de Salud de la provincia.

Comentá la nota