Jaque busca sumar a las comunas al ajuste fiscal.

Ayer se reunió con los intendentes del Valle de Uco, ratificó que no habrá cortes de obras públicas y destacó la necesidad de equilibrios presupuestarios.
Aunque la reunión de Celso Jaque con los tres intendentes del Valle de Uco pasó más por temas productivos y de infraestructura que por los números públicos, la situación financiera de la Provincia y de los municipios no dejó de estar presente en un encuentro que duró tres horas.

El Gobernador visitó Tupungato acompañado por los ministros de Infraestructura, Francisco Pérez y de Producción, Raúl Mercau y se reunió con los intendentes de Tunuyán, Eduardo Giner (radical); San Carlos, Jorge Difonso (demócrata) y el dueño de casa, Joaquín Rodríguez (justicialista). Algo hubo (del tema finanzas públicas) y los municipios mostraron su preocupación, pero no fue el tema principal", se limitó a decir Mercau.

Trascendió, no obstante, que hubo un intercambio de puntos de vista sobre la situación financiera del Estado y surgieron coincidencias en torno a la necesidad de preservar los equilibrios presupuestarios tanto a nivel provincial como municipal.

El Gobernador inició ayer un nuevo periplo por el interior de la provincia para reunirse con grupos de intendentes (por región) con la intención de buscar un acompañamiento municipal en el esfuerzo por la racionalización de los gastos a cambio de ofrecer un acompañamiento provincial en los reclamos municipales ante la Nación y una ratificación de los compromisos provinciales para atender dificultades productivas y de infraestructura en cada región.

El lunes, Jaque se encontrará con los jefes comunales de la "Zona Norte" que incluye a Capital, Guaymallén, Las Heras y Lavalle y posiblemente el miércoles con los de la Zona Este, para finalmente reunirse la otra semana con los de la zona Sur.

Es probable que la fórmula se repita en cada encuentro del Gobernador con los jefes comunales: un pedido a las comunas de acompañamiento en el esfuerzo fiscal a cambio de un acompañamiento de la Provincia ante la Nación para los reclamos municipales.

Recortes

De cara a las dificultades previstas para el último trimestre del año, el Gobierno elabora un plan de reducción de gastos provinciales (que presentaría en las próximas horas) y que apunta a tachar nuevos equipamientos antes que a recortar sueldos, servicios u obras y -por lo visto- es aspiración de las autoridades provinciales que este plan tenga su correlato a nivel municipal.

También se estima muy posible el envío de informes desde Hacienda de la Provincia a la Legislatura para clarificar los números provinciales y sus proyecciones hacia fin de año. Se descuenta que estos informes (con o sin la presencia del ministro Adrián Cerroni en la Legislatura) serán previos a cualquier posible envío de un proyecto de ley desde el Ejecutivo, solicitando autorización para un nuevo endeudamiento.

"El Ejecutivo no puede resolver solo el tema del financiamiento público. Deben intervenir la Legislatura y los municipios", dijo el jefe comunal de San Carlos, Jorge Difonso. Propuso que la búsqueda de créditos se vincule a "la reforma administrativa de un Estado que, por estar sobrecargado, tiene que preocuparse más por atender el pago de salarios antes que los temas estratégico de su provincia".

Difonso se mostró ayer partidario de aprobar "una ley de sueldos para la Provincia" y de avanzar en "retiros voluntarios, reubicaciones de personal y la jubilación de empleados que estén en condiciones de hacerlo".

En medio de las reuniones con los intendentes, es posible que se produzca el encuentro del gobernador Jaque con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, entre la semana entrante y la otra.

Se especula con la posibilidad de que el mandatario mendocino pueda presentar a la Presidenta una o más propuestas referidas al acceso de la Provincia a préstamos con fondos de la Anses, al otorgamiento de una garantía soberana de la Nación para que Mendoza pueda encarar créditos ante organismos multilaterales (BID, BIRF) o una iniciativa de modificación, por acuerdo parlamentario, de las mayorías absolutas necesarias para alcanzar una nueva ley de coparticipación federal.

Comentá la nota