Jaque busca bancos que le presten

Ayer se firmó el decreto que convoca a entidades financieras a ofrecer los 420 millones que necesita la Provincia para tapar el rojo presupuestario. Definirá al prestamista por tasa, plazo y garantía. Privilegiará la obra pública y aún no subirá asignaciones familiares.
El gobernador, Celso Jaque, firmó ayer el decreto mediante el cual "se establece el mecanismo de llamado a concurso para cumplir con la ley que autoriza (al Ejecutivo) el crédito de 420 millones".

El decreto define el pliego de condiciones que deberán cumplir las entidades bancarias, financieras o de crédito interesadas en participar del llamado por una oferta de crédito de 420 millones de pesos.

En la Casa de Gobierno se considera que entre los interesados puede haber "bancos asociados en pool" y se definirá al prestamista por tasa, plazo y garantía. Es toda una incógnita, todavía, saber hasta dónde pesará desfavorablemente en la convocatoria el pedido de declaración de inconstitucionalidad presentado ante la Suprema Corte por el cobista Frente Cívico Federal, en contra de la ley 8.128 de endeudamiento.

El Ejecutivo está autorizado por esa ley a realizar "una o más operaciones de endeudamiento, tales como préstamos, emisiones de títulos de deuda, letras o bonos, constitución de fideicomisos financieros, securitización o titulización de regalías, créditos puente u otros medios financieros que resulten convenientes a los intereses provinciales".

La normativa aprobada establece además que se priorizará "la contratación con organismos públicos del ámbito provincial o nacional ante igualdad de condiciones con otros oferentes".

La reciente llegada de los 100 millones de pesos "no reintegrables" desde la Nación va a permitirle al Gobierno "cerrar" 2009 con los sueldos pagados, con los aportes a las municipalidades al día y con una reducción importante de la deuda flotante con los proveedores, es decir con el frente de los gastos corrientes distendido.

Al parecer, del aporte de la Casa Rosada se destinarían unos 40 a completar los 190 millones de pesos necesarios para pagar los sueldos de diciembre -sin aportes patronales-; 44,5 millones para saldar compromisos con municipios (32 millones en coparticipación y 12,5 millones por las últimas cuotas del FIM y el FAM) y los 15,5 millones restantes para disminuir una deuda con proveedores que supera los 80 millones.

En tanto, la distribución de los 420 millones de pesos que se gestionan a través del uso del crédito, contempla 40 millones no reintegrables para los municipios y 20 millones en calidad de préstamo reintegrable para las comunas.

También incluye 50 millones de pesos "para cubrir gastos corrientes y no corrientes no previstos en el presupuesto 2009", lo que -se supone- irá a cubrir la deuda con los proveedores, especialmente en Salud donde la compra de insumos se incrementó a raíz de las crisis sanitaria por el dengue y la gripe porcina. El uso de este monto en este destino podría reducir la deuda con los proveedores a poco más de 15 millones de pesos.

Los 310 millones restantes serán para "atender los gastos corrientes y no corrientes previstos en el presupuesto votado en el Ejercicio 2009 y no atendidos con motivo de la caída en la recaudación estimada en este presupuesto".

Se descuenta que, como la mayor parte de los gastos corrientes ya están "al día" (sueldos y municipios) o tendrán montos de deuda disminuidos (proveedores), la mayor parte del dinero que el Gobierno obtenga por el llamado a ofertas de crédito, se podrá destinar a gastos "no corrientes" como la obra pública y el equipamiento.

Por tal motivo, muchas de las obras que estaban previstas para este año y que debieron aletargar sus ritmos o se postergaron por falta de recursos, podrán reactivarse en 2010. De hecho, el listado de obras del presupuesto de Infraestructura para el año entrante repite una buena parte de lo previsto en 2009. Al parecer la administración Jaque se prepara para -en 2010, Año del Bicentenario- "devolver" a los gastos no corrientes lo que estos le "prestaron" con postergaciones a los corrientes en 2009.

El Gobierno apunta a la terminación del Hospital de Las Heras, la construcción del Palacio de la Cultura en Guaymallén y la transformación del Parque Cívico frente a la Casa de Gobierno, entre otras obras emblemáticas.

"El año 2010 no es uno más. Es el del Bicentenario", enfatizó ayer Jaque. "Hay que repensar la provincia, a partir de la ley de Uso del Suelo y del desarrollo territorial. Hay que tener un plan estratégico y políticas de largo plazo y dejar a las generaciones venideras un horizonte más claro", agregó. "Esto incluye una nueva ley de educación. Además vamos a trabajar por el recurso del agua y habrá una definición clara sobre Obras Sanitarias Mendoza", subrayó Jaque.

Asignaciones, sin cambios

"Por ahora no", dijo el Gobernador cuando se le consultó si anunciará aumentos en las asignaciones familiares para los empleados públicos, que actualmente cobran 100 pesos por hijo -en los salarios menores y medios-, 80 pesos por debajo de lo que paga la Anses a empleados privados y también a través de la asignación universal.

"En la medida en que no podamos encontrar un mecanismo de financiamiento permanente es muy difícil tomar una medida de este tipo", aseguró Jaque. Desmintió así versiones que indicaban la inminencia de anuncios oficiales sobre el tema ante fin de año, en momentos en que desde la Legislatura la mayoría de los bloques propicia el aumento.

Al parecer, la suba de las asignaciones familiares quedará como uno de los temas pendientes a ser resueltos durante 2010 en el marco de las negociaciones paritarias entre el Gobierno y los gremios. O estará sujeto a la obtención de mayores recursos de parte de la Nación. "Vamos a trabajar para que Mendoza no tenga inconvenientes y pueda cumplir acabadamente con el pago de los salarios, proveedores y vencimientos de la deuda", aseguró Jaque.

Comentá la nota