Jaque aseguró que no pagará los $300 mil por vuelos de ayuda al Perú

Son los que en agosto de 2007 salieron de Mendoza a Perú con ayuda, en plena campaña electoral de Cobos para la vicepresidencia. No hay documentos que acrediten alguna contratación oficial.
El gobierno de Celso Jaque ya dictaminó que a la provincia no le corresponde pagarle a la Fuerza Aérea Argentina (FAA) las tres facturas por $291.616,51, que en mayo pasado le reclamó por los vuelos que aviones de esa institución realizaron en agosto de 2007 a Perú con ayuda humanitaria. Y espera que la Fiscalía de Estado, que investiga el asunto, este martes se expida en el mismo sentido.

El fundamento del dictamen oficial es que los únicos elementos que existen son las facturas que presentó la FAA y “que apareció un hombre de la Fuerza Aérea queriendo cobrar”, sostuvo Fernando Simón, subsecretario legal y técnico.

Sin embargo, el Gobierno también espera que la Fiscalía resuelva iniciar una investigación administrativa para determinar quién fue el responsable de contratar a esa fuerza para el envío de donaciones a Perú, ya que no “no hay un solo papel ni una actuación oficial para contratar ese servicio”, añadió el funcionario.

Los dardos están apuntados hacia el vicepresidente Julio Cobos o a algún ex miembro de su gabinete. Luego del terremoto en ese país, y siendo aún gobernador de Mendoza y candidato en la fórmula de Cristina Fernández de Kirchner, motorizó las donaciones y apareció como el rostro político de las acciones. Éstas tuvieron como base operativa la IV Brigada Aérea de Mendoza, de donde a partir del 20 de agosto del 2007 despegaron tres Hércules C-130 con ayuda donada por diversas provincias.

Pero en los papeles que la gestión de Jaque logró reunir entre sus ministerios y los que le envió la FAA, no hay documento alguno que acredite un pedido formal por parte de la Provincia y tampoco un papel emitido por esa fuerza como acordando brindar los servicios.

Jorge Albarracín, secretario legal y técnico de la gobernación de Cobos, no recuerda cómo se desarrolló el proceso de contactos. Pero aseguró que el ofrecimiento de las naves para trasladar la mercadería reunida provino de la misma FAA y “de ninguna manera se habló de que Mendoza se hiciera cargo de algún pago, porque no era algo para la provincia”. Por eso entiende que “no hubo reclamo ni factura mientras estábamos en el gobierno”.

“Desde el punto de vista administrativo, seguramente no se va a encontrar nada porque no hubo requerimiento de la provincia en este sentido, sino un ofrecimiento por parte de la Fuerza Aérea”, expuso.

“Frente a la urgencia por el terremoto, no hubo ningún proceso: ellos pusieron a disposición los aviones. No hubo trámite porque no hubo licitación ni contratación directa”, insistió el hoy diputado nacional cobista.

Comentá la nota