Jaque analiza crear y fusionar ministerios

Tras una semana adversa para el Ejecutivo, el gobernador Celso Jaque decidió recluirse en Malargüe, donde analiza cambios en su gestión que podrían ser anunciados en las próximas horas.
El mandatario evalúa desde hace dos meses modificaciones en las estructuras de los ministerios y secretarías, que implicarán la remoción de algunos funcionarios de sus cargos, y ya avanzó en el boceto de un proyecto que lo respalde.

La idea de cambiar la "Ley de Ministerios" viene dando vueltas en Casa de Gobierno desde la derrota electoral del 28 de junio. Pero pese al paso del tiempo, Jaque no terminó de decidirse. El esquema actual, que está conformado por siete ministerios y cinco secretarías, fue la primera iniciativa que envió Jaque a la Legislatura antes de asumir.

Pero después de estos caóticos días que atravesó el oficialismo, en Casa de Gobierno se especula con que la determinación de hacer cambios podría precipitarse. El sábado pasado, en una reunión ampliada de la que participaron justicialistas con poder de decisión, el pedido unánime a Jaque fue que ejecutara movimientos urgentes en la gestión.

A esa solicitud, se sumó el vicegobernador Cristian Racconto, quien no asistió a ese encuentro y en un gesto de diferenciación con el Ejecutivo escribió una nota de opinión (publicada por Los Andes el jueves pasado) en la que manifestó la necesidad de más celeridad.

Al cachetazo que dio Racconto, se agregaron el portazo de Beatriz Barbera, que dejó el viernes la Secretaría de Deportes con críticas al entorno del Gobernador, y el escándalo por la patente incorrecta del tomate triturado que comercializa la familia política de Jaque.

Después de todos estos hechos, el Gobernador se fue a Malargüe para compartir con su familia el festejo de su cumpleaños número 49, que fue el jueves pasado. Como el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, está en San Rafael, es probable que existan por estas horas contactos entre ambos a los que podría sumarse el jefe de asesores, Raúl Leiva.

Entre los diferentes esquemas que piensa la cúpula del Gobierno para encarar una nueva etapa, se está evaluando la fusión de ministerios y secretarías y la desconcentración de algunas áreas.

La semana que terminó volvieron a hacerse públicas las intenciones del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, de abandonar Seguridad para hacerse cargo del fusionado Ministerio de Salud y Desarrollo Humano.

Con esa unión de carteras, el Ejecutivo pretende subsanar por un lado la interna que tiene en Salud entre el ministro Sergio Saracco y el cuñado del Gobernador, el subsecretario Ricardo Landete, sacándolos a ambos. También significaría un castigo para la ministra de Desarrollo Humano, Silvia Ruggeri, que reporta al intendente de Maipú, Adolfo Bermejo.

La idea de sacar a Ciurca del Ministerio de Seguridad comenzó a planearse antes de las elecciones, cuando sonaba para encabezar la lista de diputados nacionales. En ese momento, el Ejecutivo tentó al diputado provincial Daniel Cassia para que ocupara la cartera, pero éste puso condiciones que el Gobierno no quiso cumplir. Lo mismo ocurrió a mediados de julio, cuando avanzó la idea de la fusión.

Esta vez, el Ejecutivo buscó sacar a Ciurca del ministerio para no generar un desgaste de su figura y permitirle acceder a una candidatura en 2011. Para algunos justicialistas, el ministro sería el mejor postulante que podrían presentar Jaque y su entorno para la Gobernación, pero para otros podría aspirar a ser intendente de Las Heras, un puesto que ocupa hoy Rubén Miranda. El actual jefe comunal estaría planeando integrar la fórmula del PJ en dos años.

Además de Cassia, suena el abogado Alejandro Poquet como reemplazante de Ciurca. Se trata de un hombre cercano a Cazabán, de hecho trabajó con él en el Ministerio de Justicia y Seguridad durante la gobernación de Arturo Lafalla. Hoy es el abogado de Leiva en el polémico caso de los Cadillacs.

Con excepción de la Secretaría General de la Gobernación, el resto de las secretarías podrían desaparecer. Turismo y Cultura podrían unificarse en un ministerio, como el que creó el ex gobernador Julio Cobos y que Jaque desarmó. En esa estructura, quedaría descentralizada el área de Vendimia, a través de una Subsecretaría. En ese caso, no estarían confirmados el secretario de Turismo, Luis Böhm, ni el de Cultura, Ricardo Scollo.

En medio de la fuerte movilización que existe en Uspallata para evitar la instalación del proyecto minero de la empresa San Jorge, el Gobierno planea transformar la Secretaría de Ambiente en un ministerio. De esta manera, el Ejecutivo le otorgará más poder a Guillermo Carmona. En tanto, el Ministerio de Infraestructura, Vivienda y Transporte, que maneja Francisco Pérez, podría desprenderse de alguna de las áreas

Comentá la nota