Jaque amplia la "mesa chica" de su gobierno

Es inminente una primera incorporación en su entorno más cercano. Se sigue evaluando "el mejor destino" para resguardar a Ciurca.

El gobierno de Celso Jaque se apresta a dar un segundo paso en su tarea de reposicionamiento poselectoral de su gestión, de cara a los dos años que le quedan por delante al frente de la provincia. Lo dará tras haber evaluado como "exitoso" el primer paso dado a partir de la instalación del debate sobre "violadores y castración química".

La exhibición pública de un gobierno preocupado por temas "de alta sensibilidad" en la población, cuya atención "mida bien" en la comunidad, parece que será la fórmula a mantener durante los próximos dos años.

Todo indica que a la atención al problema de la violencia sexual le seguirán otras como la pobreza y la educación, y es posible prever que se reiteren escenarios de lanzamiento de temas -se supone que apuntalados por medidas- en los que aparezca un gobernador encabezando anuncios y entre tres y cuatro ministros apoyando decisiones.

Jaque parece haber encontrado en los últimos días el ritmo en el que se muestra más cómodo, en el que la realidad parece no apurarlo ni las urgencias desbordarlo. Y esta sensación de comodidad preanuncia nuevas decisiones. La más inmediata -quizás esta misma semana- será la de ampliar la "mesa chica" que toma las decisiones en el gobierno, una de las medidas más reclamadas desde el propio justicialismo tanto por intendentes, como por legisladores.

Esta semana se produciría al menos una incorporación al grupo de las decisiones que ya integran el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán; el jefe de asesores, Raúl Leiva, y el presidente del Instituto Juegos y Casinos, Daniel Pereyra.

De no haber cambios de último momento, todo apunta a que en las próximas horas sea cubierta la secretaria de Gestión Pública, un cargo que se encuentra vacante luego de que pasaran por allí los actuales directivos de la Anses Diego Bossio y Rodrigo Ruete.

Dentro y fuera de la Casa de Gobierno, suena insistentemente el nombre de Alberto Gurruchaga (ver aparte), un licenciado en economía que se desempeñó como profesor en la Universidad de Congreso y que fue jefe de gabinete de la Secretaría de Ambiente que dirige Guillermo Carmona. La incorporación busca ampliar antes que modificar la estructura del entorno más cercano al Gobernador.

La decisión de Jaque se producirá en momentos en los que se continúa buscando un nuevo destino político al ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, para preservar su figura con vistas a 2011, alejándolo del área volcánica de la seguridad y colocándolo en otro sector menos expuesto en riesgos, pero con similar vidriera pública.

El discurso que pronunció Ciurca el miércoles pasado en el parque San Martín, durante la entrega de vehículos policiales y ante la presencia del mandatario, abundó en agradecimientos para sus colaboradores, lo que no dejó de aportar un tono de "despedida" a sus palabras.

Ayer, Ciurca apareció como el principal orador político en los actos de celebración del 17 de octubre en Las Heras (ver aparte). A los rumores que circularon con anterioridad sobre el Ministerio de Desarrollo Humano como su próximo destino, en las últimas horas se sumaron otros que apuntan al Ministerio de Gobierno.

Nada se ha podido conocer sobre el momento en que se producirán cambios o rotaciones en el gabinete, aunque se siguen aguardando definiciones en Salud, sobre la base de las conclusiones de los sumarios en marcha, a punto de concluirse.

Protagonismo

Durante la semana que pasó, el gobernador Jaque mantuvo el alto perfil que recuperó en los últimos quince días, como parte fundamental de una estrategia tendiente a posicionar al Gobierno en el centro de la escena política provincial.

Se mostró y atendió la prensa en tres actos públicos, se exhibió de nuevo junto con el vice Cristian Racconto, tras las críticas de éste, y se reunió con la embajadora de Estados Unidos, Vilma Martínez, para solicitar bajas arancelarias al mosto y las frutas mendocinas, como una mayor cooperación de la DEA; estuvo en Buenos Aires impulsando la modificación a la Ley de Responsabilidad Fiscal (aprobada finalmente en Diputados) y visitó La Rioja para enfatizar el rol del Estado en el desarrollo del Plan Estratégico Vitivinícola.

El jueves participó de un acto en el Centro de Congresos y Exposiciones en el que el destinatario de un "escrache" no fue él, sino el presidente de la Suprema Corte, Jorge Nanclares.

La semana entrante le ofrecerá más protagonismo a partir de mañana, con la despedida a Mercedes Sosa en el Canal Cacique Guaymallén y -desde el miércoles- con el tratamiento en el Senado nacional de las tres leyes que definirán el nivel y la forma de endeudamiento de Mendoza: el Presupuesto 2010, la reforma a la ley de Responsabilidad Fiscal y las prórrogas de impuestos nacionales.

A partir de allí, el gran tema será el del proyecto de ley que enviará a la Legislatura, en el que asumirá un rol central al definir públicamente las herramientas de endeudamiento y la ingeniería financiera con la que la Provincia deberá atender las nuevas obligaciones.

Y -junto a esto- deberá atender un nuevo capítulo en la relación con una oposición que viene mostrando críticas crecientes al reparto de impuestos con la Nación y a la vigencia de la promoción industrial en las provincias vecinas.

Comentá la nota