Jaque aceptó la estrategia del PJ y no criticará más a Cobos.

Luego del enojo de Bermejo, el Gobernador no cuestionó más al Vicepresidente. Serán sus principales ministros los que "defiendan la gestión". Reacomodamiento interno.
Cansado de recibir reclamos del PJ, el gobernador Celso Jaque bajó el perfil y decidió acoplarse a la estrategia de campaña del partido que apunta a no pegar al Vicepresidente Julio Cobos. Ahora, los ministros más cercanos a Jaque defenderán públicamente la gestión y serán quienes disparen contra el ex gobernador.

La consigna está vigente desde hace varias semanas. El comando de campaña del PJ -por orden del operador político y líder de los azules Juan Carlos Mazzón- dispuso que el blanco del partido durante el período preelectoral debía ser el candidato a senador nacional por el Frente Cívico Federal, Ernesto Sanz.

Esa decisión fue tomada para evitar que la elección del 28 se dirima entre los candidatos "de Jaque" y los "de Cobos", teniendo en cuenta que el Vicepresidente es el político con mejor imagen en las encuestas. El Gobernador, en cambio, no consigue levantar su imagen positiva.

Pero mientras desde distintos ámbitos del PJ reflotaban una vieja denuncia contra Sanz (los que insistieron fueron los legisladores provinciales, el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán y la diputada nacional Patricia Fadel), el Gobernador salió a confrontar con el Vicepresidente. Pese a que ahora Jaque cambió su postura, esta situación dejó fracturas dentro del peronismo mendocino.

El círculo íntimo

La campaña electoral reestructuró los espacios de poder dentro del PJ y las alianzas. Un aliado del Gobernador, el secretario general, Alejandro Cazabán, terminó estrechando relaciones con los "azules", con quien siempre se mantuvo distante y se sumó a la estrategia de pegar a Sanz. Cazabán mantiene una disputa con el radical de vieja data.

Así, el círculo íntimo del Gobernador quedó más acotado: el ministro de Gobierno, Mario Adaro; el secretario de Medio Ambiente, Guillermo Carmona y el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, fueron los únicos que se mostraron dispuestos a "defender" al Gobierno. "Cobos le pegó a Jaque, no a Bermejo. El Gobernador contestó porque se trata de su gestión", explicaron en Casa de Gobierno.

En eso consiste la nueva estrategia de la gestión de Jaque: que sean los ministros quienes se muestren como escudos del Gobierno ya que los candidatos, tanto en sus declaraciones públicas como en los spots, no lo mencionan. Esa directiva puede ser crucial a la hora de proponer futuras bajas en el gabinete.

La pelea con Bermejo

El jueves pasado, durante su discurso en la visita a San Rafael de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Jaque comparó su gestión con la de Cobos.

Esa actitud generó varias llamadas de atención puertas adentro del PJ y finalmente el martes, el principal candidato de la fuerza, Adolfo Bermejo, hizo público el descontento. "Ni Jaque ni Cobos se juegan nada en la campaña. El Vicepresidente y el Gobernador se tienen que dedicar a gobernar y nosotros los candidatos a mostrar nuestras propuestas", sostuvo.

Después de estas declaraciones, y según sostienen algunas fuentes, el Gobernador y el intendente limaron asperezas mediante una charla. Jaque acató el pedido del PJ y no volvió a referirse a Cobos.

El presidente electo del PJ, Rubén Miranda, intentó poner paños fríos. "Es difícil quedarse callado cuando del otro lado atacan. Nosotros queremos demostrar que ellos sólo juegan con el slogan ?la gente de Cobos'. Pero a la vez, es complicado no responder cuando Cobos dice que Jaque no hace escuelas ni hospitales" .

Comentá la nota