La James Ensor dejó Mar del Plata

El plazo previsto para completar el plan integral de reparaciones eran 16 días. Ni uno más. La draga James Ensor subió al dique flotante de Astilleros SPI con el propósito de ponerse en valor para seguir operando en la Hidrovía del Paraná y constituyó un nuevo desafío cumplido para los profesionales, técnicos y obreros navales de Astilleros SPI, que terminaron los trabajos en el tiempo previsto. Ni un día más.
“Fueron jornadas de trabajo completas para cumplir con el armador como corresponde”, contó Miguel Sánchez, gerente de relaciones institucionales de SPI. El astillero marplatense ya ha recibido a esta embarcación con anterioridad para hacer un trabajo similar al que le hizo ahora. “Nuevamente hemos podido cumplir en tiempo y en forma con nuestro compromiso, ratificando una vez más el nivel de nuestras prestaciones”, completa el gerente.

La draga fue puesta en seco en el dique Mossdok 2000 para encarar una reparación integral que incluyó tareas de limpieza, preparación de superficie de casco y pintado; reposición de ánodos de protección galvánica; desmonte, recorrido y acondicionamiento de válvulas de tomas de aguas de mar y sistemas de dragado; construcción y reparación de tuberías de servicios varios, renovación parcial de acero de basamento de motor auxiliar de generación; etc.

“Se desmontó una línea de ejes de propulsión y se realizó la renovación de ocho palas de ambas hélices de paso controlable; también se hicieron los ajustes y mecanizados necesarios en los talleres del astillero. Se efectuó el desarme completo y reparación y ajuste de la caja reductora de uno de los motores de propulsión del buque renovando eje de empuje, engranajes, rodamientos y sellos de los mismos”, agregó el Javier Roldán, jefe de gestión comercial del astillero marplatense.

Comentá la nota