Jaldo amplió la diferencia sobre Cano en el conteo final

Jaldo amplió la diferencia sobre Cano en el conteo final

Tres alianzas y un partido pujarán en octubre

Hace 20 días, el candidato a diputado por el Frente Justicialista por Tucumán, Osvaldo Jaldo, vaticinó que le ganaría al referente de Cambiemos para el Bicentenario, José Cano, por 200.000 votos de diferencia en las internas. La Justicia Electoral Nacional confirmó ayer que el vaticinio del vicegobernador durante un acto en la Banda del Río Salí fue casi exacto.

El oficialismo provincial logró 494.543 sufragios y los disidentes, 294.389, según el escrutinio definitivo. De esta manera, el frente que encabeza Jaldo superó por 200.154 votos a la del espacio opositor.

El secretario electoral, Rogelio Rodríguez del Busto, dio a conocer ayer los resultados finales de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la provincia (el conteo provisorio difundido el domingo no tiene validez legal).

Los números ratificaron también que en los cuartos oscuros del 22 de octubre, cuando se celebren las generales para elegir cuatro diputados, habrá cuatro boletas. A las de los frentes Justicialista y Cambiemos se suman el partido Fuerza Republicana y el Frente de Izquierda.

El Frente Amplio, que postulaba a Mario Koltan, quedó en el umbral porque no alcanzó las adhesiones necesarias previstas por ley para superar la instancia (logró 1,41% y se requiere 1,5%).

El apoderado del Frente Justicialista, Marcelo Caponio, subrayó el aval del 52% de los votantes a la nómina. “Esto desecha cualquier tipo de irregularidad como las que habitualmente denuncia Cano, que no reconoce la derrota. Trata de tender un manto de duda. No hubo clientelismo, el único fue del Ministerio de Desarrollo de la Nación”, expresó. Se quejó por el cambio de sistema de carga de datos dispuesto por el Gobierno nacional. “Antes había una base de Indra (empresa contratada para el recuento provisorio) en la provincia donde se podía reclamar, ahora es todo en Buenos Aires. Aquí en el Correo cargaron los datos de los departamentos de Trancas y Río Chico y, por decisión de Indra y de la Dirección Electoral, eso no se reflejaba en las pantallas. Pasó lo mismo que en Buenos Aires. Hubo una intencionalidad política”, renegó.

Tiempo récord

El escrutinio, que comenzó el martes a la tarde, se hizo en menos de 24 horas. Los vestigios del trabajo de los empleados de la Secretaría podían verse ayer en los pasillos del primer piso de Las Piedras y Congreso. Bolsines, padrones y algunos votos estaban en el piso. Un grupo de empleados se disponía a cargar la lista de electores que no votaron. “Fue una jornada excelente, sin inconvenientes. El escrutinio fue uno de los más rápidos, fue simple porque fue por una sola categoría”, explicó Rodríguez del Busto.

Detalló que sólo se anuló una urna de la capital, porque las autoridades de mesa no incluyeron la documentación del conteo ni los votos en la caja. Sólo estaban los sobres. Esa y otra urna en la que no estaban bien registrados los números fueron las únicas que se abrieron. “Fue todo muy prolijo. Otras veces hubo más nulidades”, expresó. Destacó que le llamó la atención la cantidad de votos anulados, que alcanzó los más de 17.000.

El escrutinio consiste en sacar de la caja el bolsín que contiene la documentación (acta, certificado y padrón). Se cotejan los datos con los de los apoderados y fiscales. Si faltan papeles o si no coinciden los datos, recién se abre la urna. Las cajas son finalmente incineradas, si no hay objeciones judiciales.

Rodríguez del Busto, por otro lado, afirmó que el trabajo de la mayoría de las autoridades de mesa fue correcto, por lo que sólo serían reemplazadas para octubre algunas de ellas. Afirmó que, si la Nación cumple con los plazos, el pago se concretaría antes de las elecciones generales. Por las Primarias, los ciudadanos que cumplieron con esa función cobrarán $ 600 de viáticos más un plus de $ 450 si hicieron el curso de capacitación.

Coment� la nota