JAIME BENEDETTI: "DEBERIA PREOCUPARNOS QUE GANE EL KIRCHNERISMO".

El diputado provincial de la UCR, Jaime Benedetti, recordó que cuando el país se incendiaba luego del cambio de cinco presidentes, Néstor Kirchner no quiso sumarse al gobierno del ex presidente Duhalde como jefe de gabinete. "Kirchner, que se comportó como un miedoso en 2002 y como un menemista en los 90, ahora quiere que nos creamos que él nos sacó del infierno y que sin él volverá el 2001".
"Los argentinos hemos crecido bastante en estos años; aprendimos de nuestros propios errores y ya no le tenemos miedo a este grotesco e infantil ‘cuco’ en que se transformó el ex presidente. Ya no creemos que solo puede gobernar este país el kirchnerismo o el peronismo de turno, porque a pesar de las manifestaciones multitudinarias y choripanescas del viejo sindicalismo que se dice peronista, todos sabemos que la mayoría de los trabajadores de a pie también han aprendido, se han democratizado, discuten en sus sindicatos de base con responsabilidad para lograr mejoras salariales duraderas sin resentir la producción, ellos ya no le creen a la burocracia sindical aunque se diga peronista y kirchnerista", manifestó el legislador.

"Ya somos grandes, hemos pasado por una dictadura, no tendremos miedo nunca más. Por eso no debemos temer a una derrota del oficialismo en las próximas elecciones. Por el contrario, debería preocuparnos que gane el Kirchnerismo que nos ha sumido en una crisis que no merecemos, por su odio a los productores, por llenarnos de casos de corrupción, como Skanska, el Tren Bala o las valijas de Antonioni Wilson, por denigrar a las Fuerzas Armadas y a la Policía y amordazar jueces con su reforma al Consejo de la magistratura, por sumirnos en una gran inseguridad, por su revanchismo contra los medios de comunicación y todo aquél que no piensa como ellos, por sus mentiras e hipocresía cuando declaró ‘causa nacional’ la lucha de Gualeguaychú, o nos muestra los índices del Indek de Moreno, o nos niega la existencia de casos de dengue, o nos oculta la falta de medicamentos, de recursos para las escuelas y los maestros, y, en suma, de hermanos que viven en la miseria después de seis años de gobierno".

"La solución pasará por reconciliarnos los argentinos, trabajando juntos, la producción y el trabajo, derogando todas las normas que hoy frenan la inversión, la producción, la comercialización y la industrialización, reinsertándonos en el mundo y dejando de lado la dependencia de países que nos prestan poco y caro. Derogando los superpoderes y logrando una nueva Ley de Coparticipación para restaurar la república y el federalismo responsable. Necesitamos salir de la trampa kirchnerista para que verdaderamente comience a ceder la miseria en que hoy se encuentra sumida gran parte de nuestra querida argentina", propuso el diputado oriundo de Gualeguaychú.

Comentá la nota