En Jáchal, funcionarios cobran de más y lo devuelven en cuotas

Todos los funcionarios de Jáchal, desde el intendente hasta los concejales devolverán con intereses a través de descuentos en sus próximas dietas y en tres cuotas, unos 2.500 pesos promedio que habían cobrado de más con los medio aguinaldos de diciembre de 2008 y junio de 2009.
La marcha atrás oficial se dispuso frente a un revuelo público en la comuna, sobre todo basado en el reclamo de los empleados nucleados en el gremio SUOEM, que criticaron la confusa liquidación de sueldos hablando hasta de "evasión fiscal" y se reunieron con las autoridades pidiendo también un aumento salarial para todos.

El intendente Jorge Barifusa, sacó ayer un decreto disponiendo la restitución a las arcas municipales de la plata en cuestión, para toda la planta política del Ejecutivo e invita al Concejo Deliberante a aplicar lo mismo, atento "al dilema y la duda legítima colectiva que se ha creado", según dice el documento.

Los dos aguinaldos en cuestión se calcularon siguiendo una recomendación del Tribunal de Cuentas y de la Asesoría Letrada municipal pero violando una ordenanza municipal.

Según dijo el secretario de Gobierno, Mario Luna, se generó una confusión que se origina en marzo del año pasado, cuando se modificó la ordenanza que regula las dietas de la planta política del municipio, donde se fijó como no remunerativo el ítem de "responsabilidad jerárquica". Este ítem representa cerca de la mitad del sueldo de los funcionarios jachalleros.

No obstante, según Luna, luego vino una observación del Tribunal de Cuentas diciendo que esa ordenanza choca con la ley de jubilaciones 24.241 que dice que la responsabilidad jerárquica siempre es remunerativa. Y también se expidió Asesoría Letrada del municipio dándole la razón al Tribunal de Cuentas. Entonces, el intendente mandó esta observación al Concejo Deliberante para que corrigieran la ordenanza. Según Luna "en el interín", ya se habían liquidado dos medio aguinaldo pero teniendo en cuenta lo que decía el Tribunal de Cuentas, de manera que se calculó el monto a cobrar sobre una masa mayor de salario, contemplando el ítem de responsabilidad jerárquica. "La ordenanza de dietas no distinguía entre conceptos remunerativos y los que no. En marzo de 2008 la cambiamos mal, y ahí se tendrían que haber dado cuenta", analizó el funcionario a modo de descargo.

Así, cobraron un aguinaldo completo con esta novedad el intendente, el asesor letrado, la contadora, dos secretarios, dos directores y los 6 concejales, en enero y julio. En el caso del jefe comunal, que cobra unos 7.000 pesos de bolsillo, recibió unos 2.800 pesos de más entre los dos pagos y los concejales que ganan unos 5.000 pesos de bolsillo cobraron unos 2.500 pesos de más cada uno, según los cálculos de Luna.

En el municipio dicen que no hay delito y hablan de confusión. "No hay delito, porque la Asesoría Letrada aconsejó pagar con la legalidad. Violamos la ordenanza pero la liquidación se ajustaba a la ley de jubilaciones y al dictamen del asesor letrado", dijo Luna. Y agregó: "Se presta a la confusión porque el cobro es indebido desde el punto de vista de la ordenanza. Pero como estaba la duda, el intendente sancionó el decreto para que se devuelvan los montos".

La ordenanza que firmó ayer Barifusa dice "errare humanun est" y fija que la devolución se hará con intereses, actualizada a la tasa activa del Banco Nación "para que quede incólume el patrimonio municipal". Según Luna, los concejales deben adherir sí o sí. Y además, tendrán que corregir la ordenanza, para que se ajuste a la ley de jubilaciones. De esta manera, los próximos aguinaldos vendrían con el mismo aumento ahora cuestionado, pero no estarían ya en contra de la norma interna.

Por su parte, SUOEM emitió un comunicado diciendo que "está mal lo que hicieron las autoridades y deberán buscar las herramientas para blanquear la evasión fiscal producida".

Comentá la nota