Jáchal: colocarán aparatos en las fincas para buscar petróleo.

OIL M&S empieza la búsqueda de una cuenca en los alrededores de la ciudad. Hay 1.250 chacras involucradas.
En 15 a 20 días los chacareros del valle de Jáchal van a vivir en carne propia la experiencia de la búsqueda de petróleo: La empresa OIL empieza los trabajos de exploración de una nueva cuenca en los alrededores de la ciudad para lo cual se van a colocar en las chacras vecinas unos aparatitos llamados geófonos -de 15 centímetros de largo, parecidos a un celular- que detectan cambios de densidad hasta 5.500 metros de profundidad.

El trabajo involucrará a 1.250 plantaciones jachalleras -principalmente de cebollas y otras hortalizas- que tendrán que permitir no sólo el ingreso de los técnicos que colocarán los sensores en las tierras, sino que también van a tener que dejar entrar a «La Casa Blanca»: Así se llama al camión especial que recibe la información que transmitirán los geófonos.

"El trabajo empezará en dos o tres semanas, ni bien terminemos de notificar a los propietarios de las tierras que son muchos. Aún nos faltan 200 chacareros de los 1.250 dueños que van a recibir nuestra visita", dijo ayer Rolando Chicala, gerente en San Juan de OIL S&M.

Aunque normal en otros lugares, la búsqueda con sísmica 2D y 3D -el nombre técnico de los trabajos que arrancan en Jáchal- resulta novedosa para una ciudad y una provincia con cero experiencia petrolera. Por eso los técnicos de OIL han venido realizando charlas en todas las uniones vecinales del pueblo en los últimos meses, para explicarles el trabajo que se va a hacer, y que no afectará en nada las plantaciones: Los aparatitos o geófonos son similares a un celular, de unos 15 centímetros de largo y se van colocando cada unos metros, en forma lineal sobre la tierra. Se dejan un par de horas y luego se sacan.

Los chacareros no se pueden negar a esos trabajos exploratorios porque son dueños de la tierra, pero el Estado es el propietario de todo lo que hay debajo, ya sea petróleo o gas. Pero a cambio de los permisos se les pagará el derecho de servidumbre: Recibirán $250 por kilometro lineal, por única vez.

Inédito

Por primera vez las exploraciones petroleras en Jáchal se harán en el valle, en los alrededores de la ciudad. Tal como lo anunció la empresa hace un año, es en esa zona, -y no el pozo petrolero de Bermejo, donde se hallaron las primeras muestras (ver aparte)- donde han encontrado gran cantidad de microorganismos que se alimentan con el gas proveniente del petróleo, un fuerte indicio de su existencia. "Ya sabemos que hay, ahora vamos a averiguar si hay en cantidad y si es comercialmente explotable", dijo Chicala.

La búsqueda comprende una amplia zona de 5.000 metros cuadrados -la mitad de Jáchal- y empezará en la entrada al departamento, en la ruta 40 y 150, en dirección este a oeste, hasta Gualcamayo. Involucra a todas las plantaciones a lo largo de la calle Varas y hasta calle Heredia, es decir, todos los alrededores del pueblo.

El trabajo de exploración en las fincas lo hará la firma UGA, dedicada a trabajos de sísmica- y demandará U$S4 millones, dos meses y luego otros 5 ó 6 meses más para procesar los resultados: Si hay hidrocarburos, la empresa dará el próximo paso que es la construcción del pozo de extracción. Si ese pozo está en una chacra de cebollas, el propietario -que tampoco puede negarse- recibirá un alquiler de $650 mensuales por cada cuarto de hectárea (50X50 mts) ocupada, durante todos los años que dure la explotación. "Son tres veces mas de lo que el chacarero sacó por la cebolla en el último año", explicó Chicala.

Calculan que en febrero de 2010 OIL estará en condiciones de anunciar la construcción o no, de un pozo petrolero en Jáchal.

Comentá la nota