Izaguirre lamentó la ausencia de instituciones religiosas en la marcha contra las drogas

El titular de una de las organizaciones de lucha contra las drogas precisó que "ojala dejemos las diferencias de lado y nos juntemos con un objetivo común", al tiempo que exigió armar "un movimiento laico que ayude a todas las madres desesperadas" que luchan por sus hijos.
RIO GRANDE.- El presidente de la Asociación Argentina de Lucha Contra la Droga, Claudio Izaguirre, deploró la ausencia de instituciones en la marcha contra la droga, en particular las iglesias y advirtió sobre la falta de recursos para la lucha contra el narcotráfico.

"Hubiera querido que todos los religiosos de la ciudad estuvieran aquí, con sus fieles", lamentó este sábado Claudio Izaguirre sobre el palco que presidió el cierre de la marcha contra la droga que se llevó a cabo este sábado.

Claudio Izaguirre hizo una extensa crítica a las autoridades nacionales por la falta de acciones contra el narcotráfico y en especial por la reciente despenalización del consumo. "Tenemos un país complicado porque, desde algún lugar del gobierno nacional, les están diciendo a los chicos que pueden llevar droga y que la pueden consumir en su casa".

"Les están dando vía libre a los vendedores minoristas de droga, esa parte del gobierno nacional tiene nombre y apellido", apuntó, en relación al ministro de Justicia Aníbal Fernández, de quien dijo "todas las medidas que tomó fueron a favor del narcotráfico".

"¿Saben cuanto dinero tiene la secretaría de Prevención para campañas preventivas?, el presupuesto es de cero pesos", ilustró Izaguirre, alentando a que "Son los municipios los que tiene que armar sus campañas preventivas", aunque advirtió que "no hay un peso para eso".

El solitario batallador de la lucha contra la droga pidió un scanner para la provincia "para escanear los camiones que entran" y que "los jueces y fiscales no se hagan los distraídos".

Izaguirre elogió el esfuerzo de Pio Barroso quien, en soledad, llevó adelante la iniciativa de organizar la exitosa marcha destacando que "Si un ciudadano de Río Grande pudo hacer esto, qué podemos hacer diez, cien, mil, podemos mover a nuestras autoridades", animó.

"Armeros un movimiento laico que ayude a todas las madres desesperadas de nuestro país", propició Izaguirre, al preguntarse "Qué le hicieron los pibes de mi país a los gobernantes para que los gobernantes les hagan tanto daño".

"Ojalá dejemos las diferencias de lado y nos juntemos con un objetivo común, ayudar a los pibes enfermos y encerrar a los que les venden", deseó, finalmente, el presidente de la Asociación Argentina de Lucha contra la droga.

Comentá la nota