IVISA se quedó con los juegos y firmó un contrato en euros

Deberá pagar un canon mensual equivalente a $1,3 millones a la provincia y absorber la totalidad de empleados.
Ayer, la Caja de Acción Social firmó un contrato con IVISA, la empresa que actualmente tiene la concesión de las máquinas tragamonedas, ruletas electrónicas y el procesamiento de las apuestas de la quiniela, por el cual la firma se hará cargo del resto de los juegos de casino por 20 años a partir de la fecha. Por esta concesión pagará al gobierno 276.600 euros, o su equivalente en pesos, $1,3 millones, según informó el titular de la Caja de Acción Social, Guillermo Ruiz Alvarez.

Así, el gobierno se asegura un ingreso en una moneda fuerte, "con estabilidad" como el euro, ya que el monto se pagará según la cotización del Banco Central del euro tipo vendedor; es decir que si el euro sube, sube el pago de IVISA, pero si baja, también baja el ingreso por este canon.

Además la empresa había expresado que un canon razonable sería de $1,1 millones, por lo que los $1,3 obtenidos fueron festejados por la gente de la Caja, que lideró las negociaciones.

El monto del canon será revisado cada año, para hacer las actualizaciones que correspondan.

Ruiz Alvarez explicó que la cifra establecida de canon, está distribuida en tres grupos de juegos: Los de paño (ruleta, pocker y black jack), aportarán 62.300 euros por mes; los tragamonedas, 137.800 euros; y las ruletas electrónicas aportarán 76.500 euros. "Esto es así porque hoy en día la gente tiende más a jugar a los juegos electrónicos y menos a los tradicionales; por eso discriminamos, para que cuando se hagan las revisiones anuales se puedan hacer reajustes según los niveles de crecimiento de cada uno", explicó el funcionario.

Otras cláusulas

El contrato deja la exclusividad de los juegos de salón a IVISA en el Gran San Juan, pero no en Caucete, donde también la sala será operada por la firma. Así el gobierno se asegura que podrá licitar este año la construcciones de hoteles con salas de juego en Valle Fertil, Iglesia y Calingasta.

También se establece en el contrato que IVISA deberá absorber la totalidad de los empleados, tanto los de planta permanente, unos 72, como los contratados, otras 75 personas, todos con el mismo sueldo y beneficios sociales. El grupo de los estatales podrá optar entre pasar a depender de IVISA o quedarse en el Estado, en cuyo caso deberán reubicarlos en otras áreas.

Además la provincia recibirá otros ingresos por impuestos y tasas; en este caso sólo el 10% de Ingresos Brutos significará unos $350.000 mensuales, tomando una recaudación promedio de 3,5 millones del casino y el resto de las salas.

El contrato también deja establecido que ante cualquier problema o desacuerdo futuro entre las partes, se deberá dirimir en el Poder Judicial de San Juan.

Ruiz Alvarez destacó que la firma del contrato de concesión "es un logro muy importante para la provincia y se trabajó mucho para ello. A San Juan le conviene porque deja de asumir un montón de obligaciones y riesgos, como robos, pagos de impuestos y tasas, transporte de valores, etc, para quedarse con una ganancia genuina", dijo el titular de la Caja.

Comentá la nota