Iveco: el martes vuelven 350 de 950 obreros

Ayer continuó suspendida la totalidad de la planta. Desde el lunes 15 dará vacaciones y cerrará por 30 días.
El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) –que encabeza Omar Dragún– pasó ayer a cuarto intermedio hasta la semana próxima por los conflictos planteados en Iveco y Volkswagen sin lograr ningún acuerdo con el gremio por los despedidos y el pago a suspendidos.

Ayer, la fábrica de camiones Iveco siguió con la suspensión de sus 950 trabajadores y el próximo martes sólo retornarán 350 a la planta de Ferreyra, según precisó Dragún a este diario. Iveco irá reduciendo progresivamente el personal hasta el lunes 15, en que dará vacaciones a todos los trabajadores y cerrará la planta por 30 días.

La empresa del Grupo Fiat acordó pagarle al personal el 75 por ciento de los días en que esté suspendido. Pero, ayer, los representantes de la empresa no llevaron ninguna respuesta sobre los 42 despidos en Iveco, que obligó, el lunes pasado, a la Secretaria de Trabajo a dictar la conciliación obligatoria por 15 días hábiles, con opción a una prórroga de otros 10 días.

La audiencia del Smata con Iveco pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles próximo.

Tampoco hubo avances con los apoderados de Volkswagen, con quienes el Smata negocia el pago de los 368 suspendidos hasta el 31 de marzo próximo.

La fábrica alemana, ubicada en Camino a San Carlos, había despedido a 368 contratados, pero tras gestiones del Gobierno y el Smata transformó esas cesantías en suspensiones hasta marzo. Lo que discuten ahora el gremio y la patronal es el monto que le pagarán a esos trabajadores que cesarían definitivamente el 31 de marzo.

Mientras la empresa ofrece abonarles a esos operarios un monto de alrededor de 500 pesos mensuales, el gremio reclama una cifra que se aproxime al 70 por ciento del salario, lo que rondaría los 1.400 pesos mensuales.

Dragún sostuvo que los representantes de Volkswagen dijeron que "no trajeron respuestas porque no tienen autorización de la central de la firma en Alemania, y aducen que con la indemnización de los 368 operarios tenían presupuestado hasta marzo un millón de dólares".

Sin obtener respuestas a sus reclamos, el Smata pasó a una nueva audiencia con Volkswagen para el próximo jueves, a las 11.

Dragún dijo que el gremio no dispuso ninguna movilización para el martes próximo como había trascendido. Entre los delegados de las fábricas había mucho malestar y desde allí se impulsaba algún tipo de manifestación.

Gestamp. Por otra parte, Dragún reveló que la autopartista Gestamp acordó dar marcha atrás con los 215 despidos y esos operarios pasarán a condición de suspendidos hasta marzo próximo.

"Hemos aceptado esa propuesta de la empresa, pero rechazamos la asistencia de 400 pesos por empleado", contó el gremialista.

El ministro de Industria, Roberto Avalle, se mostró optimista sobre el resultado que puedan tener las medidas anunciadas por la presidenta Cristina de Kirchner. "En Córdoba, espero que tenga impacto positivo el anunció de que hay 3.100 millones de pesos destinados a la industria automotriz", auguró.

Automotrices complicadas

Renault. Fue la primera en tomar medidas y despidió a 300 contratados eventuales.

Volkswagen. Transformó 368 despidos en suspensiones hasta el 31 de marzo de 2009.

Iveco. Despidió a 42 operarios y los reincorporó. El lunes 15, cierra la planta por 30 días.

Comentá la nota