Itzcovich dice que pasó de crítico a "morenista" porque no es "terco"

Justificó así su ascendente carrera dentro del organismo estadístico.
El director técnico del INDEC, Norberto Itzcovich, parece decidido a complementar sus argumentaciones técnicas con conceptos de la psicología. El lunes había denunciado que antes de que llegara Guillermo Moreno al organismo, los técnicos habían cometido "graves errores"en la confección de los índices de precios. Y atribuyó esa actitud a "egos personales de la gente que estaba antes".

Ayer volvió a la misma línea de argumentación para referirse a sí mismo. "Uno no es terco, y si comete un error lo reconoce y sigue para adelante", dijo. Así justificó el hecho de haber firmado en marzo de 2007 una nota colectiva de empleados del INDEC que condenaba la llegada de Guillermo Moreno y sus huestes al control del organismo estadístico.

La nota en cuestión -que fue revelada ayer por el diario Crítica- fue la primera reacción de los técnicos del INDEC a la intervención que se inició en enero de 2007. Allí, entre otras cosas, expresaban su "rechazo al contenido y a la forma de intervención en el cálculo del Indice de Precios al Consumidor". Entre las firmas manuscritas figuraba la de Itzcovich, quien por entonces tenía el rango de "coordinador".

Pero con el paso de los meses Itzcovich ascendió en la consideración de sus nuevos jefes. Así escaló al rango de director y, más recientemente, al de Director Técnico del organismo, un virtual número uno aunque en la formalidad ese lugar lo cubre Ana Edwin.

"Cometí el mismo error que cometieron muchos, de firmar algo sin tener todo el conocimiento y toda la información", se escudó ayer cuando se publicó la noticia de sus andanzas de juventud. Y de inmediato agregó el condimento psicológico: "Cuando Beatriz Paglieri se sentó con la gente del IPC y explicó los cambios y por qué antes se hacía mal y anunció las mejoras que podrían generarse, uno no es terco y si comete un error lo reconoce y sigue para adelante".

Este cambio de opinión le permitió convertirse en un leal escudero de Guillermo Moreno, quien valoró los conocimientos técnicos de Itzcovich. Y el ahora DT supo retribuir con creces esa confianza: hace un par de meses dijo en una entrevista que le hicieron también en el diario Crítica que "no se preocupen que tenemos Moreno para rato".

En un intento por neutralizar los comentarios sobre aquel traspié de 2007, ayer Itzcovich atendió a todas las radios que lo llamaron desde muy temprano para preguntarle sobre el asunto. Sin embargo, no le quedó tiempo para dialogar con Clarín, pese a los reiterados llamados y mensajes que le hicieron llegar periodistas de este diario. No es terco, pero si parece ser selectivo.

Comentá la nota