ITUZAINGO El diálogo parece ir viento en popa

Desde hace dos semanas el oficialismo comenzó una ronda de conversaciones con distintos sectores de la oposición. Así se inició el diálogo político en Ituzaingó, convocado por el propio intendente Alberto Descalzo.
La plana mayor del Ejecutivo se reunió primero con concejales actuales y electos de Unión-Pro y Nuevo Encuentro, las dos fuerzas de oposición con mejor performance en las urnas. Luego concurrieron los integrantes del Encuentro Cívico y Social (el bloque más numeroso dentro del Concejo Deliberante), aunque sin el ARI. El espacio de Rubén Magliotti, encabezado nacionalmente por Elisa Carrió, desistió dialogar.

Según comentó Walter Elías, líder local del peronismo disidente y portavoz en la reunión con Descalzo, el encuentro fue apacible y serio. "Se trataron diversos temas, como el tránsito, el ordenamiento urbano, la recolección de residuos y el emplazamiento de la subestación de Edenor".

Explicó además que, durante la reunión con su espacio, no se tocaron temas del Concejo Deliberante y no se habló sobre la presidencia del mismo, un tema que preocupa al oficialismo ya que perderá la mayoría automática el próximo 10 de diciembre. Elías destacó que hubo escucha de ambas partes y que tomaron algunos de sus proyectos para llevar adelante, como el de reordenamiento de tránsito, que presentó como alternativa hace ya algunos años.

Disidencia no peronista

Sebastián Sanguinetti, concejal electo por Nuevo Encuentro, asistió a la reunión en la que se encontraba el intendente, el secretario de Gobierno, Alfredo Almeida, y el de Obras Públicas Pablo Piana. Allí llevó una carpeta con siete puntos prioritarios según la óptica de su espacio político. Uno de las más importantes trataba sobre la búsqueda de una nueva locación para la subestación de energía que pretende instalarse en medio de un barrio.

Según Sanguinetti, la reunión se sucedió en buenos términos pero aclaró que lo importante "no son los temas puntuales sino las prioridades. Ellos tienen prioridades distintas, nosotros creemos que los temas urgentes de la ciudad son los que se deben tratar primero, como la subestación". Consideró además que "dejamos bien claro que a nosotros no nos interesaba discutir sobre la presidencia del Concejo Deliberante sino sobre una agenda para la ciudad".

Por su parte, Descalzo señaló en diálogo con la prensa que "las reuniones fueron muy positivas, como las que ya realizamos con los empresarios y comerciantes. Conversamos sobre las cosas que estamos haciendo y las que aún nos faltan. Tanto los integrantes de Nuevo Encuentro como de Unión-Pro nos han acercado distintas propuestas que iremos analizando, acordando una agenda de trabajo en conjunto. Algunas de esas propuestas ya están a punto de concretarse, como la inauguración de la Comisaría de la Mujer y la implementación del presupuesto participativo", afirmó el intendente.

En tanto, el Encuentro Cívico y Social realizó, a comienzos de esta semana, una conferencia de prensa donde detalló lo conversado con los máximas autoridades del Ejecutivo. Los concejales Luisa Carpanessi (GEN), Ricardo Vallarino, Mario Revel (ambos de Nuevo Gobierno) y la titular de la Unión Cívica Radical, Susana Gravé, repartieron a la prensa el mismo escrito que le presentaron a Descalzo con ocho puntos sobre distintos temas que consideran de importancia. Entre ellos se destaca la reubicación de la subestación de Edenor, la readecuación de partidas presupuestarias para el área de salud y un informe sobre la planta de trabajadores municipales, un tema que despertó controversias años atrás y fue objeto de una causa judicial.

Diálogo

"Nosotros planteamos que nos den información sobre la planta laboral, función y salario de cada empleado. Lo expresamos con todo respeto y planteando que muchas veces la falta de información fuerza a cuestiones que son dolorosas. Incluso utilicé esa palabra, porque, cuando uno no recibe esa información, pesa su responsabilidad de representación y la necesidad de poner blanco sobre negro de determinada situación. Esto puede ser subsanado con el mecanismo del diálogo", expresó Vallarino.

Por su parte, la concejal Carpa-nessi dijo que se fue de la reunión "muy contenta" porque el intendente anunció que las obras del hospital provincial comenzarán en un mes. Además, el jefe comunal les comunicó que desde el Ejecutivo se planea poner en marcha una línea municipal de colectivos e Internet inalámbrica gratuita en todos los espacios públicos.

Vallarino, el concejal que más denuncias presentó contra la administración comunal y que mayor enfrentamiento público tuvo con el intendente, contó que hacía 13 años que no dialogaba con Descalzo sobre cuestiones de agenda pública, aunque estuvieron reunidos en momentos puntuales como la crisis de 2001.

Por su parte, Revel comentó que "no hay duda de que el intendente sabe lo que nosotros decimos y nosotros sabemos lo que él expresa y las identidades que hay detrás de cada una de las palabras. Lo que sí es cierto es que nosotros encontramos una reacción de parte del intendente bastante diferente a la que veníamos viendo. Esperamos que eso sea algo que se mantenga. Descalzo nos propuso que cuando nosotros pensemos que es importante encontrarnos con él, está abierta la puerta para dialogar".

En tanto, Gravé, presidente de la UCR local, comentó que Descalzo fue "muy atento en todo lo que le expresamos, pero él a su vez informó todo lo que el Municipio estaba haciendo, como por ejemplo el comienzo de las obras del hospital. A su vez cuando se tocaron temas como la subestación (de energía) nos explicó que hacían falta tres subestaciones en el distrito. El jefe comunal tomó nota de las alternativas que nosotros planteamos".

Comentá la nota