ITUZAINGO Descalzo plantó colectoras en Unión Pro para evitar la derrota

El cierre de listas fue algo más que convulsionado y lleno de novedades. Se destaparon los candidatos testimoniales que se habían negado hasta último momento; donde había una lista aparecieron cuatro; algunos de los que iban a ir juntos terminaron separados y viceversa.

El intendente Alberto Descalzo, que había dicho por todos los medios que no sería candidato testimonial, cedió ante las presiones de Néstor Kirchner y encabezará la lista como concejal. Será secundado, nada menos que por el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia y ex presidente del HCD local, Horacio González.

Pero las sorpresas no provinieron sólo del oficialismo. En el Frente Cívico y Social (ARI, GEN, UCR, parte del socialismo y el cobismo), se tenía por seguro, en el primer lugar de la nómina, a Roberto Garat, hombre del ARI local, pero, a último momento, quedó segundo. Según algunas versiones, el concejal Ricardo Vallarino intentó colar su nombre en la nómina de senadores provinciales, cargo que ocupó durante dos períodos, pero como las negociaciones no dieron frutos, volvió al distrito y reclamó el primer puesto de la lista y lo consiguió.

Des-Unión Pro

El peronismo disidente mostró en lo local, hasta qué punto pueden llagar las diferencias internas. Una semana antes del cierre de listas, todos parecían de acuerdo en integrar la alianza que mantienen Macri, Solá y De Narváez a nivel nacional, pero las especulaciones de algunos sectores pudieron más y el sábado último se presentaron cuatro nóminas distintas en la justicia electoral.

El condimento decisivo fue, como adelantó El diario en su edición anterior, que una de dichas listas fue impulsada por el propio intendente Descalzo. Dicho de otro modo: el actual asesor del Ejecutivo, ex secretario de Obras Públicas municipal, y dueño de una inmobiliaria, Osvaldo Marasco, es primer candidato de una nómina de Unión Pro sin haber militado siquiera 15 minutos en ese espacio.

Fuentes consultadas aseguraron a este medio que Marasco intentó encolumnar a los armadores originales del espacio tras de sí, pero algunos se le rieron al teléfono. De todas formas, la maniobra sirvió para congestionar las negociaciones que mantenían entre otros, Walter Elías (representante de Solá en la Primera Sección electoral), Luis Sosa (de CoPeBo, brazo de De Narváez) y Néstor Calvo, hombre de Macri, aunque del oficialismo local.

Sosa, que estaba peleado con el oficialismo desde que le quitaron lugar en el kirchnerismo (él fue el primero en traer a Néstor al distrito cuando el patagónico era un desconocido), extrañamente se alió con Marasco. Calvo quiso hacer lo mismo, a pesar de estar peleado con Sosa, pero los referentes provinciales de su espacio lo llamaron, lo retaron y debió encauzarse en la lista oficial del espacio, conducida por Elías. Así las cosas, una lista es encabezada por Marasco, lo sigue el concejal Sosa y tercera iría su mujer, Alejandra Valderrama.

Otra de las listas del peronismo disidente es encabezada por Rodolfo Farberó, un ex funcionario de Rousselot, quien lleva en segundo lugar a Caruso, un ex secretario de Elías.

Para desbaratar aún más los acuerdos, una tercera lista es encabezada por quien sería empleado de Horacio González en la Cámara de Diputados. Su nombre es Carlos Padilla, y fue jefe de compras de Rousselot.

Queda nombrar a la nómina que lleva el sello oficial del peronismo disidente, encabezada por Elías, y que en segundo término tiene a Jorge Nalbandian, un independiente y profesor de la Universidad de Morón.

Oficialismo reciclado

Por el Frente para la Victoria, luego de los candidatos testimoniales Descalzo y González, se inscribieron los siguientes nombres: en tercer lugar, la esposa del intendente y ex secretaria de Desarrollo Humano y Relaciones con la Comunidad, Marta Pérez; cuarto, el actual concejal y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Morón, Bruno Corbo; quinto, el hasta hace dos años presidente del Concejo Deliberante, Juan Carlos Roumieux; sexta, la actual concejal Silvia Gómez; séptimo, el ahora concejal Jorge Esquivel, quien pertenece al oficialismo, aunque obtuvo la banca de la mano de Hilda Chiche Duhalde. A ellos los siguen Stella Maris Gómez, Ricardo Almeida y Daniel Pietracci.

Acuerdo y Encuentro

En el Acuerdo Cívico y Social, a Vallarino y Garat los sigue Susana Graves representante de la UCR y presidenta de ese partido. En cuarto lugar quedó el representante del GEN, espacio de Margarita Stobizer, ocupado por Gabriel Jara.

En tanto, Nuevo Encuentro, partido de Martín Sabbatella, se presenta junto a otros espacios, y el primer candidato es el ex concejal y ex aliado de Vallarino, Sebastián Sanguinetti, quien hoy se desempeña como subsecretario de Desarrollo Económico Local en la Municipalidad de Morón.

A él lo sigue la concejal Ana Galmes, del partido Solidaridad e Igualdad (SI), en tercer lugar figura la ex concejal y compañera de Sanguinetti en el HCD, María Susana Repetto, y cuarto el docente Pablo Alonso, quien pertenecía al Proyecto Sur de Pino Solanas.

Comentá la nota