Itoiz: es muy difícil controlar la noche

Con dos asesinatos consecutivos, la noche de Junín volvió a ser noticia. Primero el crimen de Juan Andrés Mansilla de 14 años a manos de un chico de 16, después de una matinée.
Una semana más tarde, Gustavo Notti murió tras el feroz ataque de dos hermanos a la salida de un boliche.

Hechos que se fueron sucediendo con una inusitada violencia y se convirtieron en noticia por sus trágicos finales. Pero la realidad de cada fin de semana muestra que no son aislados.

"No se puede vincular cualquier hecho delictivo con la nocturnidad", aseguró Damián Itoiz, secretario General y de Seguridad del municipio.

Pero admitió que es muy difícil controlar la noche de Junín, "y es muy complicado también tomar decisiones y hacerse cargo de ellas, como nosotros nos hacemos, en otras épocas había gente que miraba para otro lado", aclaró.

El funcionario municipal sostuvo que "un homicida no es homicida porque salga de noche y entre a un boliche".

Pero dos vidas jóvenes se perdieron de manera consecutiva a la salida de los boliches. Tiene lógica la afirmación de Itoiz, uno no se convierte en homicida por ir a un pub o a una disco, pero es llamativo cómo en, al menos uno de los casos, el agresor ingresó al local con un arma blanca.

Injusticia mediática

"Algunas veces hay cierta injusticia en los medios, porque no reflejan de la misma manera cuando algo pasa en un barrio o pasa en el centro", señaló Itoiz, acusando a su vez a la "hipocresía de la sociedad" que no se consterna de la misma forma cuando pasa en uno u otro lado.

Y agregó que la educación y la contención son fundamentales para controlar este flagelo que se está dando en toda la sociedad, "es necesario generar equidad en la gente", dijo.

"El corredor funciona"

Itoiz aseguró que los corredores de seguridad continúan funcionando, "prueba de ello es que uno de los rondines policiales escuchó el pedido de ayuda de la pareja de Notti y acudió de inmediato al lugar, y logró sacarle de encima al agresor", recordó.

Consultado sobre si el corredor había fallado en el caso de Juan Mansilla, el funcionario respondió que no, y explicó que "el corredor nunca se estableció sobre Belgrano. Está establecido de las confiterías bailables, para el lado del centro".

Lo que llama la atención es que todavía que no se establezca el control en un lugar que abría como matinée y del que salían menores de edad.

Itoiz dijo que el corredor está instalado en una calle donde hay varios locales de esparcimiento nocturno seguidos, "en Belgrano pasa la guardia normal de la cuadrícula".

"Vamos a reforzar el control"

"Lo que vamos a hacer es reforzar el control que ya hacemos. Vamos a tratar de realizar la mayor cantidad que podamos por noche", prometió.

Además dijo que se va a reforzar la seguridad perimetral de los lugares nocturnos, "tampoco podemos tener un policía en cada lugar de Junín. Vamos a tener que establecer qué locales son de mayor concentración, y hacer postas fijas en esos lugares. En los otros hacer pasar las patrullas de la cuadrícula cuando está entrando y saliendo los chicos".

Rosa: "Las ordenanzas están,

lo que hay que implementar

son los controles"

El edil Andrés Rosa es uno de los miembros de la Comisión de Seguridad del Concejo Deliberante y uno de los promotores de las ordenanzas sobre nocturnidad que se realizaron.

Por eso aseguró que "las ordenanzas están, lo que hay que implementar son los controles".

Además agregó que "el responsable de esto es el Ejecutivo, que debe hacer cumplir la ordenanza". Y aseguró "el corredor se dejó de efectuar".

El concejal señaló que desconoce los motivos por los cuales se dejó de hacer este control policial, "nosotros hablamos con los jefes policiales y les pedimos que debían volver los corredores, pero no paso nada".

Por eso aseveró que la muerte de Juan Andrés Mansilla se pudo haber evitado. "Si se escuchaban las denuncias de los vecinos al Concejo, al Municipio y a la Policía por la conflictividad del boliche, se hubiesen tomado otro tipo de medidas preventivas".

En ese sentido, consideró que "por lo menos tendría que haber habido presencia policial y municipal, con lo que se habría evitado el incidente Lo que hace falta es voluntad política para llevar adelante los controles".

Comentá la nota