Italia es el país del escándalo

Aparecieron escuchas que involucran a Berlusconi en nuevas fiestas en las que las jovenes invitadas habrían recibido dinero a cambio de su presencia. Además, un video muestra el saludo fascista de la ministra de Turismo en un acto oficial.
Los escándalos parecen no acallarse nunca en el gobierno liderado por el magnate Silvio Berlusconi, día tras día se escribe un nuevo capítulo de un mandato de gobierno que cada vez más se parece a una novela de García Marquez. Tanto es así que la debilidad del primer ministro italiano por mujeres jóvenes y bellas volvió este miércoles a los titulares de la prensa italiana.

El diario milanés Corriere della Sera publicó que un empresario de la ciudad de Bari, en el sur italiano, habló por teléfono de jóvenes mujeres a las que se les pagó por participar de fiestas del jefe de gobierno en sus mansiones en Roma y Cerdeña. Actualmente se investiga al empresario de Apulia, que conoce a Berlusconi hace años, por inducción a la prostitución. Fuentes de la justicia en Bari confirmaron que, debido a esta sospecha, actualmente se investiga "en localidades exclusivas en Roma y Cerdeña".

Respecto de los indicios de una paga a las mujeres debe evaluarse si se trató solamente de jactancia del empresario, o si realmente se produjo una instigación a la prostitución. Inicialmente se interceptaron las comunicaciones del empresario por sospechas de corrupción en la adjudicación de pedidos para suministro hospitalario y prótesis.

"Otra vez los diarios se llenan de basura y mentiras", comentó Berlusconi sobre los reportes. Sin embargo, convocó para esta tarde al ministro de Justicia italiano Angelino Alfano y a su abogado Nicolò Ghedini para una reunión no oficial, se indicó. Posteriormente ninguno de los dos quiso comentar el tema.

Berlusconi, de 72 años, ha ocupado los titulares de la prensa una y otra vez con su vida amorosa. Recientemente hizo confiscar cientos de fotos del paparazzo Antonello Zappadu, porque considera que vulneran su esfera privada. Entre ellas hay supuestamente imágenes de una fiesta en la que estuvo invitada la joven Noemi Letizia, entonces de 17 años.

La cercanía de la muchacha al primer ministro desató un escándalo en Italia e incluso un pedido de divorcio de su esposa. El primer ministro afirmó no haber tenido ninguna relación con menores de edad, porque de lo contrario habría renunciado. También aseguró ser víctima de un complot de los periódicos de izquierda y de la oposición, que buscaban dañarlo de cara a las elecciones al Parlamento Europeo.

UNA MINISTRA FASCISTA. Como si todo esto fuera poco, otro escándalo se cierne sobre el premier. Surgió un video que muestra cómo la recién nombrada ministra italiana de Turismo, Michela Vittoria Bambrilla, del conservador partido Pueblo de la Libertad (PDL), alza el brazo durante unos segundos tras escuchar el himno de Italia, en un gesto propio del saludo fascista.

Según lo publica el diario La Repubblica, el gesto de la nueva funcionaria del gobierno italiano se produjo durante un acto oficial en la localidad de Lecho, al norte de la península y lo muestra en el video subido a su página web y que fuera capturado durante un acto de los "carabinieri" (policía militarizada).

En la grabación se puede ver a la ministra cómo durante unos segundos, al término del himno nacional, levanta el brazo derecho rígido hacia el cielo, un gesto que repite su padre, quien, con barba, aparece en la parte izquierda de la imagen. Según explica el periódico y se puede ver en el video, tanto padre como hija escucharon el himno de Italia con la mano en el pecho, pero un instante después, "parece que Bambrilla hace buen uso, digámoslo así, del saludo fascista", dice el diario.

Comentá la nota