Italia: eligieron a Berlusconi como presidente del nuevo partido PDL

El jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, fue elegido por unanimidad presidente del nuevo partido de centro-derecha Pueblo de la Libertad (PDL) y afirmó que se deben reforzar los poderes del primer ministro, ahora "inexistentes".
En medio del clamor popular, con sus fervorosos adherentes al grito de "Silvio, Silvio" y el himno nacional escuchándose por los altavoces, el zar de los medios italianos exclamó orgulloso: "¡Somos el pueblo de la libertad!".

Unos 600 delegados se reunieron en la capital italiana durante los tres días que se prolongó el congreso del partido que selló la unión entre el postfascisa Alleanza Nazionale (AN) y el partido de Berlusconi Forza Italia (FI).

Berlusconi dijo, durante su discurso, que "Italia necesita ser gobernable", tras agregar que "la experiencia reciente nos ha demostrado cuántas responsabilidades competen al premier, al que deben atribuirse "mayores poderes respecto a los actuales que, de hecho, son inexistentes, falsos".

En el tercer y último día del Congreso fundacional del nuevo partido -en que se fusionaron el partido Forza Italia de Berlusconi y Alianza Nacional de Gianfranco Fini- el premier fue electo presidente por los 6.000 delegados reunidos en Roma que lo aclamaron al grito de "Silvio, Silvio, Silvio".

Desde el inicio del congreso, la prensa italiana lo describió como la "perfecta ceremonia de coronación" del primer ministro.

El Cavaliere, poniéndose la mano en el corazón, respondió al entusiasmo de los delegados con estas palabras: "espero estar a la altura, intentaré no desilusionarles nunca".

Luego, el líder derechista dijo que no hay que tener miedo "de pensar a lo grande aún más a lo grande" -pues, explicó- "hoy nace un gran partido que guiará a nuestro país en el nuevo siglo, durará en el tiempo y sobrevivirá a sus fundadores".

Berlusconi subrayó además la importancia de las próximas elecciones europeas, previstas en junio, y prometió préstamos para "todos los jóvenes diligentes que decidan ponerse en juego y quieran abrir una empresa".

Luego, el líder de 72 años aludió a un sondeo hecho el sábado, luego del primer día de Congreso, que otorga al PDL "el 44% de los consensos de los italianos", y agregó eufórico que ahora "nos candidateamos a alcanzar el 51%, porque un partido como el nuestro no se pone límites".

El congreso fundacional del PDL que culminó el domingo se produce a quince años de la primera victoria electoral, en marzo de 1994, de Berlusconi.

Comentá la nota