Israel pone condiciones y traba el acuerdo de una tregua con Hamas

Israel puso ayer como condición para una tregua duradera en la Franja de Gaza y la apertura de los pasos fronterizos, la liberación del soldado Gilad Shalit, secuestrado hace más de dos años y medio por la organización radical palestina Hamas
El gabinete de seguridad de Ehud Olmert aprobó por unanimidad vincular la tregua al caso Shalit. El portavoz de Hamas Ismail Radwan rechazó la condición y la calificó de una "puñalada por la espalda a los esfuerzos egipcios" en la mediación para obtener un alto el fuego. "Israel no nos chantajeará con esta decisión", sentenció.

En las negociaciones sobre la tregua bajo mediación egipcia, Hamas ya había rechazado ligar ambos asuntos y quería negociar aparte un intercambio de prisioneros.

Desde el fin de la ofensiva militar israelí en la Franja, el 18 de enero, los mediadores egipcios intentan conseguir un alto el fuego duradero entre las partes. A cambio de la entrega de Shalit, Hamas pide la puesta en libertad de cientos de palestinos. La familia del militar israelí secuestrado había advertido que las negociaciones sobre el alto el fuego son la "última oportunidad de conseguir que Gilad regrese".

Comentá la nota