Israel pone condiciones para un acuerdo de paz en Medio Oriente

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que un acuerdo de paz en Medio Oriente dependerá de cinco condiciones, comenzando por el reconocimiento de Israel como Estado judío por parte de los palestinos.
En un discurso ante el Parlamento, el líder del derechista Likud reclamó además que la cuestión de los refugiados se resuelva fuera del territorio israelí.

Un acuerdo de paz debe significar por otra parte "el fin del conflicto y el fin de las reclamaciones" de los palestinos, agregó.

Otra de las condiciones mencionadas por Netanyahu fue que el Estado palestino instaurado por un posible acuerdo, sea desmilitarizado. "No vamos a repetir errores del pasado. No queremos un Hamastan o un Hezbollastan", neologismos que apuntan a las organizaciones palestina y libanesa Hamas y Hezbollah.

Por último, Netanyahu exigió que esa desmilitarización cuente con reconocimiento internacional, lo que implica impedir la presencia de cualquier Ejército extranjero en el Estado palestino, así como el transporte de misiles u otras armas por su territorio.

El mandatario presentó estas condiciones durante una sesión especial de la Knesset (Parlamento) convocada por la oposición para pedirle explicación por sus políticas diplomáticas y económicas.

Tras el debate, Netanyahu fue apoyado por 51 diputados, en tanto que otros 39 manifestaron su rechazo.

El premier israelí sentó su posición el mismo día en que el líder en el exilio de Hamas, Jaled Meshal, aseguró que no sabotearía un acuerdo de paz entre el gobierno israelí y la Autoridad Nacional Palestina siempre que el mismo esté respaldado por un referendo.

Según informaron fuentes consultadas por el diario Haaretz, Meshal confesó estas impresiones hace unos días al número dos del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Alexander Saltanov, en oportunidad de un encuentro celebrado en Damasco.

Meshal habló desde la capital siria para asegurar que aceptaría el establecimiento de un Estado palestino junto a Israel. Sin embargo, no dijo nada acerca de un posible reconocimiento del Estado hebreo, algo que por el momento parece lejano.

Comentá la nota