Israel: Netanyahu reafirma que buscará la paz, pero sigue sin hablar de un Estado palestino

Israel: Netanyahu reafirma que buscará la paz, pero sigue sin hablar de un Estado palestino
El próximo primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se comprometió a hacer todos los esfuerzos para lograr la paz con sus vecinos y el mundo árabe, pero nuevamente no hizo mención a las aspiraciones de los palestinos de que se les conceda condición de Estado.
"El Gobierno que voy a formar hará todo lo posible para lograr una paz justa y duradera con todos nuestros vecinos y el mundo árabe en general", dijo Netanyahu en un discurso en el Parlamento, un día antes de que su Gobierno sea juramentado.

Durante una sesión conmemorativa del 30 aniversario del tratado de paz de Israel con Egipto, agregó que los israelíes "reconocen la paz genuina cuando la ven" y el Estado judío "responderá al pedido" de cualquier líder árabe con miras a lograr un pacto en este sentido.

Netanyahu, líder del derechista partido Likud, ha dicho que negociará con los palestinos pero que quiere enfocarse primero en levantar su economía más que en asuntos territoriales que han bloqueado el progreso de conversaciones actualmente congeladas.

El líder ha evitado un compromiso directo para el establecimiento de un Estado palestino al lado de Israel, lo cual es el objetivo principal de los esfuerzos de las fuerzas de paz lideradas por Estados Unidos.

Funcionarios palestinos han dicho que un avance en el proceso de paz sería lejano sin un compromiso israelí explícito a la condición de Estado.

En el Parlamento, Netanyahu escuchaba sin ninguna expresión en su rostro mientras el saliente primer ministro, Ehud Olmert, lo instaba a respaldar claramente la creación de un Estado en Cisjordania y la Franja de Gaza.

"Dos estados para dos pueblos. No hay alternativa. No se está intentando ser astuto sobre eso", dijo Olmert.

"Estamos hablando sobre un dramático, doloroso y conmovedor compromiso, pero uno que es necesario", agregó.

Olmert le pidió a Netanyahu que continuara con las conversaciones de paz indirectas del Gobierno previo con Siria, vecino del norte de Israel.

Netanyahu repartió los puestos del Gabinete en Jerusalén a miembros del partido Likud, poniendo los toques finales a un Gobierno dominado por la derecha y facciones judías ortodoxas, pero que también incluye al Partido Laborista de centro izquierda.

Está previsto que tome juramento en el cargo en una sesión parlamentaria que comenzará a las 17.00 hora local del martes.

La meta de un Estado palestino fue reafirmada la semana pasada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Fuentes políticas israelíes dijeron que Netanyahu estaba tratando de concertar una reunión con Obama a principios de mayo en Washington.

La preocupación internacional ha crecido debido al nombramiento de Avigdor Lieberman como ministro de Relaciones Exteriores.

Lieberman, líder del partido ultranacionalista Yisrael Beitenu, aboga por transferir partes del territorio de Israel donde viven varios de los 1,5 millones de ciudadanos árabes a un futuro Estado palestino, a cambio de territorios de asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania.

Netanyahu cuenta con hasta 69 de los 120 asientos en el Parlamento, 13 de ellos del Partido Laborista. El margen podría disminuir si los legisladores laboristas opuestos al acuerdo de coalición con el Likud votan junto con la oposición.

Otro nombramiento conocido y que fue considerado inesperado fue el de Yuval Steinitz como ministro de Finanzas en el Gobierno que tomará juramento el martes, según un reporte de la cadena de televisión Channel 1.

Netanyahu estaba ampliamente visto como que tomaría él mismo las riendas del Ministerio de Finanzas y que Steinitz, un cercano colaborador, trabajara a su lado. Pero Channel 1 dijo que Steinitz será el ministro con responsabilidades completas.

El próximo primer ministro ganó elogios labor como ministro de Finanzas entre el 2003 y el 2005 cuando presionó por reformas de libre mercado y por recortes del gasto público para estimular el crecimiento.

Netanyahu ha dicho que planea reducir los impuestos para limitar el impacto de la crisis financiera mundial.

Comentá la nota