Israel: Netanyahu buscaría aún incorporar a moderados para formar gobierno

Israel: Netanyahu buscaría aún incorporar a moderados para formar gobierno
El primer ministro designado israelí, Benjamin Netanyahu, aún espera poder sumar a partidos moderados a su futuro gobierno antes del inminente vencimiento del plazo para formar una coalición, dijo su vocera.
Netanyahu prefiere armar una alianza con socios moderados antes que echar mano a su otra opción: una coalición con partidos de la extrema derecha laica y religiosa opuestos al proceso de paz con los palestinos que impulsan Estados Unidos y la Unión Europea.

Según su vocera, Netanyahu le dijo al presidente de Israel, Shimon Peres, que no abandonó sus intenciones de sumar a moderados pese a las señales de que su aliado potencial más importante, la canciller saliente Tzipi Livni, mantiene su oposición a incorporarse la coalición.

Livni, jefa del partido centrista Kadima, reafirmó el lunes que sólo integrará un gobierno comprometido a firmar un acuerdo de paz definitivo con los palestinos, una exigencia rechazada por Netanyahu, líder del partido nacionalista Likud.

La vocera Dina Libster dijo que Netanyahu se reunió anoche con Shimon Peres para informarle de sus esfuerzos para formar gobierno luego del buen desempeño del Likud y otros partidos de derecha en las elecciones del 10 de febrero.

Desde entonces, el dirigente mantuvo contactos con partidos que podrían integrar la coalición oficialista para discutir cómo distribuirían los cargos ministeriales y la agenda de gobierno.

El líder del Likud "expresó su esperanza respecto de un gobierno de unidad, y tanto Netanyahu como Peres manifestaron su fuerte deseo de que eso ocurra", dijo Libster, citada por la cadena CNN.

Netanyahu podría formar fácilmente una coalición con partidos ultranacionalistas y de la derecha religiosa, pero dijo que preferiría persuadir a agrupaciones de centro para dar mayor estabilidad a su gobierno.

El dirigente conservador alcanzó anteayer un acuerdo con el partido ultranacionalista Yisrael Beitenu, un convenio tentativo que no obstante deja lugar a cambios si se suman otros partidos.

El acuerdo prevé que el puesto de canciller recaiga en el líder de esa agrupación, Avigador Lieberman, uno de los políticos más polémicos y radicales de Israel, de línea sumamente dura hacia los palestinos e incluso hacia los

árabes israelíes.

Los dos partidos solos no llegan a tener la mayoría de las 120 bancas del Parlamento, por lo que necesitan reclutar a otros socios para formar gobierno.

Netanyahu tiene hasta el 3 de abril para completar su tarea.

El líder del Likud teme que, con una coalición integrada sólo por partidos de derecha, sea presionado con exigencias no realistas de formaciones menores, que podrían derribar su gobierno si sus solicitudes son desatendidas.

Netanyahu también está preocupado por la posibilidad de que un gobierno de

derecha opuesto a las concesiones a los árabes entre en fricciones con Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que impulsan la firma de un acuerdo de paz con los palestinos.

Comentá la nota