Israel mató al ministro del Interior de Hamas y decapitó a la cúpula de Seguridad de Gaza

Uno de los principales dirigentes de Hamas y ministro del Interior del movimiento islamista en Gaza murió en un ataque de Israel en Gaza, donde las bombas israelíes alcanzaron un complejo de la ONU, un edificio de prensa y un hospital, levantando una ola de indignación mundial.
Said Siam, de 49 años, uno de los "halcones" de Hamas y su ministro del Interior en Gaza, murió junto con su hijo Mohammad y su hermano Iyad en un ataque aéreo israelí contra la casa de este último en el norte de la ciudad de Gaza.

La televisión de Hamas mostró imágenes de su cadáver, el ejército israelí confirmó el ataque y el brazo armado del movimiento islamista amenazó con vengar su muerte.

Siam es el más alto dirigente de Hamas muerto desde el comienzo de la ofensiva israelí, el 27 de diciembre, en la franja de Gaza. Otro jefe del movimiento islamista, Nizar Rayan, murió en un ataque israelí, el 1 de enero.

Siam había sido el fundador de una de las alas militares de Hamas, la Fuerza ejecutiva, que luego se transformó en el cuerpo de policía en Gaza, cuando en marzo de 2006, luego de las elecciones en las que su movimiento resultó vencedor, fue nombrado ministro del Interior del gobierno palestino de unidad nacional.

Siempre fue considerado un militante del ala más dura de Hamas: nacido en el campo de refugiados de Chatti, en la misma Franja de Gaza, casado y padre de cuatro hijos, era considerado muy cercano al jeque Ahmed Yassin, el fundador y líder carismático de Hamas, asesinado por los israelíes en 2004.

Luego de haber trabajado durante años como profesor, Siam fue durante la primera Intifada en los territorios palestinos que comenzó su carrera de militante.

Tras haber sido arrestado cuatro veces por los israelíes, en el 1992 fue expulsado hacia el sur de Líbano.

En 2003 ingresó oficialmente en el escenario político palestino, colaborando muy estrechamente con Khaled Meshaal, el jefe de la oficina política de Hamas actualmente exiliado en Siria, a quien acompañó para la primera visita diplomática en Europa de un líder del movimiento, en Moscú.

Siam nunca fue del agrado de los dirigentes de Fatah: a su regreso a la Franja de Gaza del Líbano fue duramente interrogado por los servicios de seguridad palestino, y luego de que Hamas tomó el control de Gaza en junio de 2007 fue acusado de haber conducido una represión feroz contra los militantes que habían permanecido fieles al gobierno de Abu Mazen (Mahmud Abbas), que controla los territorios palestinos de Cisjordania.

Comentá la nota