Israel liberó a más de 200 palestinos como gesto de buena voluntad

Israel puso en libertad el lunes a 224 presos palestinos como señal de buena voluntad hacia el presidente Mahmud Abbas, con motivo de la Fiesta islámica del Sacrificio.
De los palestinos excarcelados, 206 fueron llevados al puesto de control de Beitunia, cerca de la ciudad cisjordana de Ramallah, y 18 al cruce de Erez, en la frontera con la Franja de Gaza, indicó una portavoz del Servicio de Prisiones de Israel.

Según datos israelíes, los palestinos que recobrarán la libertad son militantes de la organización Al Fatah, que lidera Abbas, y ninguno de ellos ha estado implicado en atentados mortales contra ciudadanos israelíes. Con la excarcelación de los palestinos, el gobierno israelí también busca reforzar la posición de Abbas frente al grupo rival radical Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Cientos de familiares y simpatizantes esperaban la llegada de los presos liberados en el lado palestino del puesto de Beitunia agitando banderas palestinas y del movimiento Al Fatah.

Otros exhibían retratos del histórico líder palestino y fundador de Al Fatah, Yassir Arafat, fallecido en noviembre de 2004.

Abbas saludó el lunes el paso dado por Israel, pero destacó que la felicidad no será completa hasta que todos los presos en Israel sean puestos en libertad. "Queremos ver libres a todos los prisioneros", dijo. Aludiendo al bloqueo israelí que vive la Franja de Gaza tras el golpe de Hamas, Abbas dijo que espera que los presos no salgan de una prisión para entrar en otra.

En realidad, 227 palestinos deberían haber sido excarcelados la semana pasada, antes de la fiesta musulmana, pero la medida se retrasó. Las autoridades no explicaron el motivo de la permanencia en prisión de tres palestinos que deberían haber sido liberados.

Previamente, el Tribunal Supremo de Israel había autorizado al gobierno llevar adelante la proyectada excarcelación de los presos palestinos, al rechazar las demandas interpuestas contra esta medida por víctimas israelíes del terrorismo y un dirigente del movimiento de colonos judíos.

El ministro palestino para los Prisioneros, Hussein al Sheich, dijo el lunes que la cifra de liberados sólo es "simbólica" y que sigue habiendo miles en las prisiones israelíes. "Las autoridades palestinas seguirán trabajando para su liberación", prometió.

De acuerdo con cifras publicadas por la organización defensora de los derechos humanos Btselem, Israel mantiene actualmente detenidos a 8.250 "prisioneros de seguridad".

También el grupo radical Hamas, que controla la Franja de Gaza, saludó la puesta en libertad de prisioneros y dijo que los esfuerzos para su liberación son "una obligación nacional y sagrada".

Sobre el proceso de paz, Abbas reiteró hoy en su discurso con motivo de la liberación de los presos que su pueblo no aceptará ningún acuerdo con Israel "que no le devuelva todos los territoros palestinos, particularmente Jerusalén". "Les prometo que la cuestión de los refugiados permanecerá siendo una de nuestras prioridades hasta el fin", añadió.

Las fronteras del futuro Estado palestino y el destino de los refugiados de la guerra de 1948-1949 y sus descendientes son dos de las cuestiones clave negociadas por israelíes palestinos. La autoridad palestina rechazó una oferta israelí de retirarse de más del 93 por ciento de la Cisjordania ocupada. Israel, por su parte, se niega a permitir el regreso a los refugiados en el ahora Israel soberano, alegando que sólo deben regresar a un futuro Estado palestino.

Mientras tanto en Londres, el primer ministro británico, Gordon Brown, y su homólogo palestino, Salam Fayyad, se mostraron el lunes de acuerdo en que los asentamientos israelíes continúan siendo la principal barrera para el avance hacia una solución de dos Estados, dijeron durante una reunión con motivo del Foro sobre Comercio e Inversión en Palestina de dos días que se celebra en al capital británica.

Por otra parte, un experto de la ONU en derechos humanos en los territorios palestinos denunció hoy que fue deportado por Israel, después de que se le denegara la entrada al país.

El Ministerio de Exteriores hebreo justificó que la visita de Ricard Falk no estaba coordinada ni consentida por el Estado y dijo que el experto de la ONU "no era bienvenido en Israel".

Israel lleva tiempo quejándose por el trabajo de Falk, a quien acusa de ofrecer una visión parcial en favor de los palestinos y no hablar de los abusos cometidos contra ciudadanos israelíes. Recientemente, Falk comparó las acciones israelíes en los territorios palestinos con los cometidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

La Policía de la Unión Europea para los Territorios Palestinos (EUPOL CORRS) denunció el lunes también limitaciones, frustraciones y retos en el entrenamiento de la policía palestina, dijo el jefe saliente de la unidad, Colin Smith, ante periodistas. Smith denunció que a su unidad, establecida en agosto de 2007 con el objetivo de reconstruir la policía palestina desmantelada por Israel, no se le permite perseguir criminales en todas las áreas de Cisjordania y criticó la falta de medios.

Comentá la nota