Israel y Hamas habrían acordado liberar prisioneros y abrir el bloqueo a Gaza

Versiones publicadas por un diario árabe indican que Israel y el movimiento islamista llegaron a un acuerdo para intercambiar en los próximos días al soldado israelí Guilad Shalit, en poder de Hamas desde 2006, por 1.100 prisioneros palestinos.
Israel y el movimiento terrorista Hamas, que gobierna de facto la franja de Gaza, habrían llegado a un acuerdo para intercambiar en los próximos días al soldado israelí Guilad Shalit por 1100 prisioneros palestinos, según informan fuentes europeas y árabes. Varias de esas fuentes -que repiten versiones que circularon durante la última semana, al cumplirse tres años del cautiverio del soldado israelí- son citadas por el periódico árabe A Shark El Awssat que aparece en Londres.

Shalit fue capturado en junio de 2006 en territorio israelí, cuando tenía 18 años. Desde entonces no ha sido visitado por representantes de ninguna organización de derechos humanos. Fuentes israelíes consideran que Guilad está vivo, pero temen por su salud mental tras tres años sin ver luz de día.

El informe de A Shark El Awssat revela que Guilad Shalit sería trasladado a Egipto, que es la mediadora en el acuerdo que habría sido logrado tras ceder ambas partes (Israel y Hamas) en algunas de sus exigencias.

Según trascendió, Israel liberaría a 1100 prisioneros del Hamas, dentro de ellos 400 de una lista presentada por la organización fundamentalista islámica. Asimismo serían liberados los diputados palestinos del Hamas que fueron detenidos poco después de la captura de Shalit, mujeres y niños.

Como parte del acuerdo, Israel ademá eliminaría el "bloqueo" de la Franja de Gaza a la libre salida de mercaderías y personas y se abriría el paso de Rafah, que posibilita la salida hacia Egipto y de ahí al mundo.

Varios puntos permiten creer en la veracidad de esta versión –pese a las desmentidas formuladas por ambas partes-- que circuló durante la última semana:

El plazo del 7 de julio fijado por Egipto para que los islamistas de Hamas y la facción Fatah del presidente palestino, Mahmoud Abbas, solucionen la división que dividiera a Gaza de Cisjordania, que imposibilita –de hecho- el adelanto en las tratativas con el gobierno israelí, que se niega a llegar a un acuerdo que no obligue a una parte del pueblo palestino.

Como parte de los preparativos entre Hamas y Fatah, la Autoridad palestina liberó a varios detenidos políticos del Hamas en la Cijsordania. Por otra parte, Israel liberó al Presidente del Parlamento Palestino, Abdel Aziz Duaik, y se comprometió a no actuar dentro de las grandes ciudades palestinas en la Cisjordania, a menos que hayan informaciones acerca de un ataque inminente contra israelíes.

Todos estos signos insinúan un intento de arreglo regional que encadene la liberación de prsioneros isarelíes y palestinos con una solución del conflicto Hamas-Fatah y la apertura del "cierre" sobre la Franja de Gaza. De todos modos, esto no asegura la continuación en un acuerdo de paz israelo-palestino, aún con el apoyo del muy activo Barack Obama, la Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas, pero parece una condición previa e indispensable para que una solución de este tipo sea viable.

Comentá la nota