SAN ISIDRO | Un discípulo de Garrido ya está vigilando el centro de San Isidro

Cuando le propusieron ser el nuevo "rondín" del centro comercial de San Isidro dudó unos días. Pero al final aceptó.
Para el sargento Norberto Gandini, reemplazar a Aldo Garrido, el policía asesinado el 17 de febrero pasado, es "un honor", pero además un "desafío" que le llega a los 50 años. En la comisaría 1° de ese partido, no faltaban candidatos que quisieran ocupar el lugar del policía que por casi tres décadas vigiló la zona y murió de manera heroica al tratar de evitar un asalto. De hecho, había policías tan interesados que hasta hicieron una especie de proselitismo entre los comerciantes. Pero el puesto quedó en manos Gandini no por una casualidad: se trata de otro agente "histórico" del barrio y nada menos que un "discípulo" de Garrido

Comentá la nota