SAN ISIDRO: LA OMS DIO A CONOCER GUIAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA GRIPE A

El pasado viernes 21 de agosto, la Organización Mundial de Salud (OMS) dio a conocer guías de tratamiento para la Influenza A H1N1. Preparadas por un panel de expertos internacionales, enfatizan sobre el uso de oseltamivir y zanavimir para prevenir una enfermedad grave o incluso la muerte, además de reducir la necesidad de hospitalización y días de internación.
El documento disponible en http://www.who.int/csr/disease/swineflu/en/ indica que oseltamivir (Tamiflu®) indicado en forma adecuada, reduce en forma significativa el riesgo de neumonía. Para aquellos pacientes que se presentan con una enfermedad severa o empeoran luego de los primeros síntomas, la OMS recomienda iniciar el oseltamivir lo más rápidamente posible. Esta recomendación también alcanza a las mujeres gestantes que han sido identificadas como una población de particular vulnerabilidad a la Influenza A H1N1.

En clara diferencia con la Influenza o "gripe estacional", la OMS expresa que la existencia de enfermedades previas no son necesariamente predictivas de una enfermedad de curso grave. En verdad, alrededor del 40 % de los casos graves en todo el mundo se observaron en menores y adultos previamente sanos y menores de 50 años.

La característica más sobresaliente de la enfermedad severa o complicada es la neumonía viral primaria. Algunos pacientes, sostiene la Organización Mundial de la Salud, experimentan un brusco y rápido empeoramiento durante la primera semana de iniciados los síntomas. En el caso de una enfermedad severa o empeoramiento clínico, los expertos recomiendan que se consideren dosis mayores de oseltamivir (150 mg dos veces por día) y por un mayor período de tiempo a diferencia de las dosis y duración del tratamiento convencional.

En contraste, los pacientes sanos con enfermedad leve o no complicada se recuperan rápidamente y no necesitarían de tratamiento antiviral. Las recomendaciones de tratamiento son también extensivas a los menores de 5 anos, mientras que los niños mayores deben tratarse ante la persistencia o empeoramiento de la enfermedad.

"En las zonas donde el virus está circulando ampliamente en la comunidad, el personal sanitario que atiende a pacientes con un síndrome gripal debe dar por sentado que la causa es el virus pandémico. Las decisiones sobre el tratamiento no deben posponerse hasta obtener la confirmación de la infección por el virus H1N1 mediante pruebas de laboratorio", indica la OMS.

"Esta recomendación se fundamenta en los informes, procedentes de todos los lugares donde se han producido brotes epidémicos, que señalan que el virus H1N1 se convierte rápidamente en la cepa dominante", concluye la Organización Mundial de la Salud.

Como se observará, las recomendaciones efectuadas por el organismo internacional coinciden con el tratamiento que en el Hospital Central de San Isidro se dio a los pacientes con influenza A, que algunos, erróneamente, pretendieron descalificar.

Comentá la nota