San Isidro Concejo Deliberante El oficialismo consiguió la aprobación de la Fiscal e Impositiva

El año próximo habrá un aumento del 10 % en el ABL. También se incorporó el revalúo impositivo para algunas zonas del distrito, así como también el estudio de impacto ambiental para emprendimientos inmobiliarios. Junto a los mayores contribuyentes, el possismo consiguió la aprobación con comodidad.
El Concejo Deliberante de San Isidro, en asamblea junto a 21 vecinos mayores contribuyentes del distrito, aprobó las ordenanzas preparatorias fiscal e impositiva.

El concejal oficialista Daniel Giovanelli indicó que la ordenanza impositiva dispone un aumento del 10% en tasas, derechos y patentes para el ejercicio 2010, para lo cual autoriza al ejecutivo municipal su aplicación en el momento que lo considere oportuno. Esto, atendiendo que la recaudación prevista financiará el 60% del presupuesto previsto para el año próximo.

También aludió a la introducción de algunas modificaciones en ambos instrumentos, como la incorporación (en la fiscal) de estudios de impacto ambiental para desarrollos inmobiliarios, así como cambios en la categorización zonal. En lo impositivo, se agregó el item "viviendas plurifamiliares".

"Hay que considerar el aumento del 10 % de las tasas en forma progresiva. Es lógico el aumento porque somos un municipio que brinda muchos servicios de calidad, y para el año que viene hay una inflación estimada del 13 o 14 %", argumentó Giovanelli.

Los concejales Silvana Oronel, de ARI, y Sánchez Negrette, del GEN, expresaron que acompañarían en general pero no en particular. Junto al bloque de Unión PRO mostraron cuestionamientos a los artículos 2 y 40 de la Impositiva, que hacen referencia a las facultades delegadas.

El edil de PRO Martín Muñíz expresó que en "el 2009 ya hubo un revalúo, ¿a qué nivel real de aumento se enfrentarán los vecinos?". Dijo que a mayor gasto municipal habrá mayor aporte de los vecinos y que la discusión de fondo es el lugar al que se destinan los recursos.

Alberto Khuri, del bloque Partido Justicialista-Frente para la Victoria, dejó claro que no está de acuerdo con que "se le otorgue la facultad de aumento al Ejecutivo sin pasar por el Concejo Deliberante". Las ediles Aurora Bastidas y Ester Fandiño también se manifestaron en contra.

Pablo Fontanet, de Frente para la Victoria de San Isidro, fue una de las voces del oficialismo para defender el proyecto. "Son las dos ordenanzas más importantes para la gestión municipal, junto al Presupuesto. No se crean tasas o gravámenes nuevos, los aumentos se aprobaron oportunamente", expresó.

Mencionó a los dos artículos que cuestionó la oposición, el 2, referido a las facultades delegadas, y el 40, sobre el aumento de tasas a disposición del Ejecutivo. "Hay una necesidad cierta de buscar financiamiento con el aumento de tasas en todos los municipios", expresó.

"Hoy los municipios se hacen cargo de responsabilidades que no les competen, como la salud, que en San Isidro es totalmente pública, o el deporte y la seguridad", agregó Fontanet.

Oronel se quejó porque "delegar facultades no es una práctica sana como dijo el concejal Fontanet. Es una mala práctica atribuirse facultades legislativas".

El vocero oficialista en el deliberativo, Carlos Castellano, pidió que se lea el Articulo 40 para despejar sospechas. Aprovechó para dar un toque de ironía a la discusión. "Tiene 2 estructuras: una es indelegable, la de decidir el aumento, y la otra es una autorización para realizar el aumento cuando el Ejecutivo considere oportuno luego del 1 de enero. Yo siento que no estoy delegando ninguna facultad. La facultad la tiene este cuerpo".

Fandiño recogió el guante y dijo: "Queremos defender el rol de este cuerpo y de los mayores contribuyentes en materia tributaria. No queremos dejar sin herramientas al Departamento Ejecutivo".

Andrés Rolón, de Convergencia Federal, levantó temperatura y dijo: "Estamos tratando un aumento de tasas y no una facultad delegada. La verdadera herramienta es el Presupuesto". Fandiño lo cruzó y dijo que el aumento en realidad será del 32 %: "Hay un 10 % del ABL y el resto serán con revalúos. Cuando llegue el momento que manden esa Ordenanza para ser votada oportunamente".

El debate lo cerró Castellano: "Para mí, hasta podría decir que el aumento del 10 % se queda corto. Tendría que estar más cerca del 15 %".

Lo cierto es que la votación fue amplia y el oficialismo aprobó con 39 manos a 5 la Ordenanza Fiscal. La misma cifra fue para la Impositiva, con el agregado que al momento de decidir en particular sobre el artículo 2 y el 40, las negativas fueron 7 y apareció una abstención. Posse sigue caminando con tranquilidad en el recinto.

Comentá la nota