Ishii le pone porcentaje a la traición

Renunció a su cargo de intendente de José C Paz "por motivos políticos", pero mientras sale a la caza de "traidores", la mayoría en el Deliberante le daría licencia.
Uno de los estrategas y soldado fiel del kirchnerismo en el conurbano, Mario Ishii, apostó a renunciar si no lograba el 60 por ciento de los votos. Y presentó la renuncia nomás. Pero el detalle es que el jefe comunal, que tiene un pedido de licencia por motivos de salud, los cuales en más de una oportunidad lo alejaron ya del Ejecutivo, podría aprovechar ese vericueto que la mayoría propia en el Concejo Deliberante conoce de memoria.

El intendente que en búsqueda de sus ancestros partió años atrás a Japón dejando a su madre de 64 años por entonces primer concejal (un adelantado en eso de las testimoniales) al frente de la comuna, seguramente apostó a que la tropa propia le expresara su apoyo ante la drástica renuncia. El propio Kirchner le habría pedido que de marcha atrás a su alejamiento. Y la tropa le respondió, mientras Ishii se preocupaba también por la situación frente a la gripe A, sosteniendo que "es más grave de lo que se piensa", dejó que unos miles de militantes se juntaran frente a la municipalidad para pedirle que se quede.

Lo cierto es que Mario Ishii manifiesta a todas voces su descontento por lo que entiende como una "traición" de varios jefes comunales que sacaron un mayor porcentaje de votos para su lista de concejales que la de Diputado Nacionales.

Lo cierto es que el Frente Justicialista para la Victoria obtuvo en José C. Paz con la lista encabezada por Néstor Kirchner el 52,28% de los votos. Y que para concejales, su lista y la espejo sumaron 55,64%, es decir, un 3,36 por encima del "modelo" que defiende, una frontera que el propio ¿ex? jefe comunal trazó para determinar, sin puntualizar, quienes son los que "un año y medio atrás hacían cola para pedir la boleta de Kirchner, pero después, en esta elección, han buscado la conveniencia de las intendencias sin preocuparle la conducción del partido", según declaró hoy.

En el mismo tono se expresó ayer ante los militantes que le expresaron su apoyo, a los cuales explicó que su intención es recorrer la provincia para ver cara a cara a quienes "han traicionado al peronismo".

"No voy a dar nombres, me gustaría reservarlo porque yo voy a ir a visitarlos", adelantó, al tiempo que advirtió que "no permitirá" que el sector disidente del peronismo asuma responsabilidades partidarias.

Ishii justificó su licencia porque "en el Partido Justicialista estamos de traiciones en traiciones, entonces tenemos que tratar de recorrer la Provincia y necesito no tener la responsabilidad de ser intendente para poder hacerlo".

El Concejo Deliberante tiene planeado no aceptarle la renuncia, y a cambio otorgarle una amplia licencia para que pueda emprender su cruzada sin la responsabilidad de gobernar el distrito, carga que asumiría la primera candidata a concejal María Luisa Heuser.

Comentá la nota