Ischigualasto: la municipalidad no percibirá fondos de las entradas:

La Municipalidad de Valle Fértil no percibirá ingresos por las entradas al Parque Ischigualasto. “Esa es una decisión política que se tomó en Secretaría de Tu­rismo”, se informó desde el ente que administra el sitio paleontológico.
El intendente, Francisco Elizondo, lo había solicitado, tal como hicieron sus antecesores. El municipio pretendía quedarse con el 10% de la recaudación diaria, pe­ro eso no será posible.

Detrás del reclamo siempre hubo motivos políticos, pe­ro también cuestiones de fon­do, ya que el municipio no realiza ninguna prestación de servicio en el Par­que como para justificar quedarse con una parte de la recaudación.

Según se informó oficialmente, al Parque ingresan alrededor de 150 personas por día, en promedio. Las al­tas temperatura de estos días no han hecho que disminuya la afluencia de turistas.

Las entradas tienen un costo diferencial, dependiendo del origen del visitante. Los sanjuaninos pa­gan $10, estudian­tes y jubilados, $5. Quie­nes son de otras provincias argentinas abonan $20 y quienes vienen desde el ex­tranjero tienen que pagar $35. Estas dos últimas categorías tendrán un au­mento de 10 pesos a partir del 1 de enero.

Además, el Parque recibe ingresos adicionales, tales como el canon que se cobra por filmaciones especiales o producciones publicitarias.

Los ingresos se destinan en forma íntegra al mantenimiento del lugar. Sólo el 25% de los recursos por venta de entradas son destinadas a la Universidad Na­cio­nal de San Juan. El resto va a pagar el sueldo de los 30 empleados que trabajan en el lugar, cargas sociales y el pago por el agua, que, hasta ahora, debe ser llevada en camiones. Hasta hace unos meses ese gasto ascendía a 6 mil pesos mensuales.

El municipio, por ahora, deberá buscar recursos por otro lado, o empezar a brindar algún tipo de servicio que justifique la pretensión de recibir un porcentaje de las entradas que los turistas pagan en el Parque Ischi­gualasto.

CIFRAS: 10 por ciento

Es la parte de la recaudación por entradas con las que pretendía quedarse el municipio de Valle Fértil.

Comentá la nota