Ischia sigue y ganará un cincuenta por ciento más

Ischia sigue y ganará un cincuenta por ciento más
Llegó a la Bombonera vestido de sport, muy cerca de las dos de la tarde, subió a la gerencia y rápidamente se puso de acuerdo con los dirigentes. Más allá de que ayer al mediodía, en declaraciones radiales, había dicho que no sabía si iba a seguir siendo el técnico de Boca, Carlos Ischia cerró su continuidad y recibió un aumento cercano al cicuenta por ciento. Su vínculo se extenderá hasta diciembre del año próximo.

En la reunión, que fue muy cordial, no estuvo presente el presidente, Jorge Amor Ameal. Los dos dirigentes que se juntaron con Ischia fueron Marcelo London, de muy buena relación con el Pelado y uno de los hombres de mayor confianza del titular azul y oro, y Miguel Macchi, gerente del club.

En el cónclave, no hubo mucho para discutir respecto a los números. Los dirigentes sabían que el contrato de Ischia estaba muy por debajo de lo que se le había pagado a los últimos entrenadores de Boca, Alfio Basile, Ricardo La Volpe y Miguel Angel Russo. Y el técnico, que ganaba 500 mil dólares, pasará a percibir unos 750 mil.

Una vez arreglada la continuidad, se habló de las incorporaciones. En especial, del arquero, una necesidad primaria. Los puestos a reforzar están muy claros. Además de un número uno, Boca pretende un lateral izquierdo, siempre y cuando sea transferido Morel Rodríguez. Y el primero en la lista es Clemente Rodríguez. Aunque existe un impedimento económico. No sólo es alto el contrato del futbolista; también, su cotización. Y Spartak de Moscú no está dispuesto a cederlo a préstamo.

El tercer lugar de la cancha que necesita una variante es el mediocampo. Desde mitad de año que se busca un volante por derecha. Se había pensado en Ignacio Piatti e Iván Moreno y Fabianesi. Pero no hubo acuerdo con Gimnasia y Estudiantes. Pero Ischia tuvo que conformarse con Fabián Vargas. Y mal no le fue porque el colombiano la rompió en el torneo. ¿Irán por Matías Giménez, de Tigre?

En tanto, queda por resolver la situación de varios de los jugadores que se irán. La idea es vender a algunos, pero si es posible en junio, casos Sebastián Battaglia y Jesús Dátolo. Boca no quiere resentir la base para la Copa Libertadores. El técnico no tiene en cuenta a Mauricio Catanta y Neri Cardozo. ¿Pensará lo mismo Carlos Bianchi? Con él, justamente, tiene pendiente otra reunión.

Comentá la nota