Isabel II abdicaría y el príncipe Carlos sería el rey de Inglaterra en 2013

Lo dijeron fuentes de la realeza a un diario británico. La monarca tendrá entonces 87 años.
El príncipe Carlos, heredero a la Corona británica, sería rey a los 65 años, en 2013, tras una planeada abdicación de su madre, la reina Isabel II, según informaron fuentes reales del Palacio de Buckingham al dominical inglés Sunday Express.

La reina, de 82 años y en buen estado de salud, afirmó a sus allegados que está preparada para abdicar al trono cuando cumpla 87, y así permitir que su hijo mayor se haga cargo de la Corona.

Según el Express, consejeros de la monarca discutieron el eventual traspaso durante una velada privada para conmemorar los 60 años del príncipe de Gales, este fin de semana. Y ella le habría hecho saber a su hijo mayor que está preparada para dejar que él se convierta en rey.

La medida cayó muy mal entre los grupos monárquicos, que consideran que Isabel II debería reinar hasta su muerte, aun si Carlos es el príncipe de Gales que más años debe esperar para ascender al trono. Sin embargo, constitucionalistas consultados por el periódico sostienen que el traspaso de poder no crearía problemas legales, y sólo requeriría un Acta del Parlamento.

Stephen Cretney, profesor emérito de Historia de la Universidad de Oxford, recordó: "Cuando Eduardo VIII abdicó en 1936, el Acta del Parlamento se aprobó en el mismo día. No hay razón para creer que no podría ocurrir lo mismo en este caso". Pero, agregó, "algunos países del Commonwealth (ex colonias británicas) podrían oponerse. Australia, por ejemplo, podría decidir el tema en referendo", dijo.

Aunque Isabel II no tiene problemas de salud y parece haber heredado los genes de su progenitora, la Reina Madre -quien murió lúcida a los 101 años en 2002- cree que cuando ella tenga 87 y su esposo, el príncipe Felipe, 92, será muy difícil llevar a cabo todas las obligaciones reales.

Desde que ascendió al trono tras la muerte de su padre Jorge VI, en 1952, la reina siempre dejó en claro que no abdicaría. Durante los 56 años y 230 días que lleva de reinado, dijo que seguiría en el trono hasta su muerte, aunque según el Express recientemente habría cambiado de idea.

El escritor monárquico Hugo Vickers, autor de varios libros sobre la Familia Real británica, remarcó: "Ella hizo una promesa en 1947 de que nunca abdicaría. Incluso en 1980 se mostró muy descontenta cuando la reina Juliana de Holanda abdicó al trono".

Lo mismo dijo un portavoz oficial del Palacio de Buckingham, y remarcó que la posición de la reina "no ha cambiado".

Como sea, lo cierto es que el ex marido de Lady Di, casado ahora con Camilla Parker Bowles, va camino de convertirse en la persona más vieja en heredar el trono británico. Hasta ahora, quien obtuvo esa corona con más edad fue Guillermo IV (1830 a 1837), que se convirtió en rey a los 64 años.

En tanto, el biógrafo oficial de Carlos y uno de sus principales allegados, Jonathan Dimbleby, dijo que el príncipe quebrará la tradicional regla de imparcialidad del monarca británico y seguirá haciendo campaña sobre temas políticos cuando llegue al trono.

Dimbleby escribió en el dominical inglés Sunday Times que hay "movimientos secretos para redefinir el rol del futuro rey y permitir que pueda hablar sobre temas de importancia nacional e internacional, algo que hoy sería impensable".

La reina Isabel II mantuvo sus opiniones políticas en privado, comentándolas sólo con el premier de turno o sus consejeros.

Pero Carlos ha suscitado polémica varias veces en las últimas décadas por sus opiniones en temas como arquitectura, productos genéticamente modificados, cambio climático, religión o educación.

Un vocero de su residencia oficial de Clarence House, en Londres, negó que haya alguna verdad en las palabras de Dimbleby, y dijo que habría que escuchar los comentarios del propio príncipe.

En un documental de 90 minutos realizado por la BBC de Londres por los 60 años de Carlos, se le preguntó si seguiría hablando de temas políticos una vez que asumiera como rey. "No lo sé. Probablemente no de la misma manera", respondió el príncipe. "Pero quiero creer que tal vez, después de todo este tiempo, la gente se dé cuenta de que algunas cosas que he tratado de hacer no son todas locuras y podría tener 'un poder de convocatoria' muy útil", concluyó.

Comentá la nota