Irrisoria propuesta de pago de la empresa de Galcerán

Los acreedores de la firma "Cuatro Pampeanos", con la que el ex diputado Luis Galcerán se quedó en exclusiva luego de pelearse con sus socios y comprarles la parte que tenían, no saben si reírse o llorar.
Es que la propuesta de pago que les están haciendo llegar los abogados de la empresa, por ahora de manera extraoficial, suena irrisoria.

De acuerdo con la "oferta" que han hecho trascender, se propondría una forma de pago que algunos toman indignados y otros directamente como una burla: hay acreedores a los que les han sugerido que acepten una quita del 50 por ciento del capital y que se salde la deuda a diez años -con dos años de gracia- en pagos semestrales.

Los acreedores se enteraron de que la firma concursó el 16 de junio pasado. Pero la carta documento anoticiándolos formalmente -de acuerdo con lo que pudo saber El Diario- recién llegó el viernes pasado. Les otorgaron poco menos que 48 horas para presentar los papeles, ya que el plazo venció el lunes a las 20 horas.

Esa es apenas una de las curiosidades del proceso, ya que para algunos de los involucrados de manera directa es extraño que el sorteo del síndico haya recaído en una persona de Trenque Lauquen.

La deuda total de la firma "Cuatro Pampeanos" superaría el millón de pesos. Pero una de las grandes preocupaciones de quienes prestaron para la empresa algún servicio o le vendieron algún producto es que la firma prácticamente ya no tiene bienes a su nombre: ni inmuebles ni vehículos.

A principios del mes de marzo, Cuatro Pampeanos quedó en el centro de la escena porque el ex diputado marinista y menemista Galcerán, devenido empresario de la carne, quedó al frente de la cadena de carnicerías tras una suerte de "arreglo" con sus antiguos socios. El único socio actual de Galcerán ahora es su sobrino Guillermo Galcerán.

En el medio de esa historia hubo una virulenta pelea entre Galcerán y la familia Hirtz. El ex legislador había ingresado en la sociedad en octubre de 2007.

La firma tiene -o tenía en ese momento- 37 empleados. La familia Hirtz continuó con el local de la calle Plumerillo y tres empleados, mientras que Galcerán y su sobrino se quedaron con el restante de las bocas de expendio, carnicerías y minisúper. Como parte del acuerdo, "Cuatro Pampeanos S.A." asumió las deudas existentes hasta el 28 de febrero de este año.

Galcerán formuló una denuncia contra sus socios el 11 de febrero: planteó que existían "maniobras defraudatorias realizadas en el manejo de la cuenta corriente como en el despacho de carnes, por empleados integrantes de la empresa Exportaciones Agroindustriales Argentinas en connivencia con integrantes de nuestra empresa Cuatro Pampeanos S.A.".

Comentá la nota