Irrigación: refugio de parientes de uno de los sectores del PJ

Controlado por los azules del peronismo, en el departamento del agua trabajan hijos y hermanos de los referentes de esa línea. Por qué el superintendente jamás tuvo el mando.
El Departamento General de Irrigación (DGI), una de las instituciones más prestigiosas de Mendoza, está controlado por una de las líneas más poderosas del PJ local y convertido en un refugio de parientes de los que responden a ese sector.

En el organismo del agua, conducido prácticamente de manera virtual por el superintendente Eduardo Frigerio, convergen hijos, primos y hermanos de los principales referentes de los denominados azules del PJ. Ésta es la línea interna que conduce Juan Carlos Chueco Mazzón, el operador kirchnerista artífice de la victoria de Celso Jaque en 2007 y que impuso el año pasado a Jorge Villalón (su histórico hombre de confianza) como verdadero dueño del poder en el DGI.

La lista de nombres de las relaciones parentales tocan a personajes muy conocidos:

-Alejandro Fadel ocupa la estratégica coordinación de subdelegaciones y es quien mantiene, al menos en los papeles, la relación del departamento con más de 150 regantes. Fadel, ex presidente de la Cámara de Comercio de Tunuyán y dueño de una bodega, es hermano de la diputada nacional Patricia Fadel.

- María Marchena, estudiante de abogacía, tiene un cargo en la Dirección de Compras de la repartición. Es hija de Juan Marchena, ex ministro de Gobierno de Jaque y presidente del PJ hasta octubre.

- Julieta De Paolo, licenciada en Comunicación Social, trabaja en la secretaría privada de Gestión Institucional. Es hija del intendente de General Alvear.

- Jorge Andrés Villalón, dueño de la agencia de publicidad Neuro, fue quien diseñó, entre otros trabajos, el nuevo logo del organismo. Neuro funciona también como la agencia del Gobierno, fue creada el 11 de diciembre de 2007 y facturó en 2008 una suma que superó los $1,2 millones y es propiedad de uno de los hijos de Villalón.

-Emanuel Bermejo tiene un puesto en la Secretaría de Gestión Hídrica. Es uno de los hijos del intendente de Maipú y senador nacional electo.

-Hace unos meses se produjo una crisis en los niveles de mayor jerarquía de Irrigación. Por diferencias con los manejos de la conducción del ente, renunció a la Secretaría de Recursos Facundo Correa Llano (hermano del camarista Luis Correa Llano) y también el director de Relaciones Institucionales, Félix Yoma.

Según se supo, este último cargo, uno de los más altos luego del de superintendente, está siendo ocupado por Daniel Corral, quien con esta gestión tenía a su cargo la Policía del Agua y que, según se supo, también estaría vinculado familiarmente con un alto referente del PJ.

Se sabía desde el primer día

La situación que hoy se vive en Irrigación se comenzó a gestar el mismo día de la votación de Frigerio en la Legislatura.

En aquel momento, marzo de 2008, hubo una fuerte operación sobre los senadores del PJ para obtener el respaldo para la nominación de Frigerio y a los pocos días de que el DGI tuviera nuevo superintendente comenzó a circular una información que se corroboraría a las pocas semanas y que indicaba que en el organismo del agua, en realidad, se terminaría materializando una conducción compartida.

Desde que Jaque oficializó que Frigerio (un ingeniero agrónomo de 72 años) era su candidato, en todo el PJ se supo que Villalón venía atrás.

Y efectivamente sucedió: el 6 de junio de 2008 Jorge Alberto Villalón fue designado asesor de Irrigación con una categoría equivalente al cargo de secretario (un rango jerárquico alto dentro de la estructura del organismo) a través de una resolución firmada por Frigerio.

En los papeles, desde hace 17 meses el verdadero control del edificio de la calle Barcala lo ejerce él.

A tal punto, que comparte la oficina del superintendente en el primer piso y participa en la toma de decisiones relacionadas con toda la actividad del departamento. Ellas van desde la adjudicación de obras públicas hasta, como se ve, la contratación de personal.

Comentá la nota