Irregularidades en la ley de Turismo

Los dos dictámenes con que cuenta la ley de Turismo en Diputados presentan irregularidades formales en su tratamiento en comisión por incumplimiento del reglamento de la Cámara, así se conoció ayer.
El primero que es de febrero, fue aprobado sin quórum. Un legislador llegó a confesar que su secretaria firma los despachos por él. El otro, de noviembre, ni siquiera hubo reunión de comisión. La norma, que es objetada por los trabajadores por la apertura del juego a los privados, está relacionada con un negocio de cientos de millones de pesos. Comentaron que si se aprobara la Ley en Diputados, no sería inválida, pero de cualquier manera y habiendo tanto dinero en el medio, lo bueno sería que haya despacho como Dios y el reglamento mandan.

Comentá la nota