Por irregularidades en concursos judiciales allanaron el tribunal de un camarista que está bajo sospecha

El inusual operativo se llevó a cabo Comodoro Py en el despacho del camarista Alberto Pravia, subrogante en una de las vocalías del tribunal y jurado de dos concursos judiciales que quedaron bajo sospecha el mes pasado
Pravia fue jurado en una prueba para ocupar una vacante en el Tribunal Oral Federal de Paraná, el 4 del mes pasado, en la que se descubrió que uno de los concursantes, el secretario de fiscalía Hernán Tuppo, tenía entre sus papeles el caso que le iban a tomar.

Fuentes judiciales detallaron que en el operativo se secuestró la computadora del juez Pravia. La semana pasada se allanó la casa de Tuppo.

Antes de que les repartieran la prueba, dos concursantes denunciaron que Tuppo ya la tenía. Se lo dijeron al representante del Consejo, Luis Cabral, que hizo la denuncia. De inmediato, se ordenó una requisa y le encontró al concursante varios casos de examen; entre ellos, el que estaban a punto de tomarles.

Fue entonces cuando se descubrió dentro del portafolios de Tuppo otro caso más, que decía "Concepción del Uruguay". Dos días antes, el secretario de fiscalía había rendido para el tribunal de esa ciudad y entre los miembros del jurado también había estado Pravia, por lo que las sospechas enseguida recayeron sobre él.

Pravia y Tuppo se conocían porque cuando el hoy integrante del TOF 2 era fiscal federal de Santiago del Estero, Tuppo era juez de la intervención en esa provincia.

Los otros tres jurados del concurso para el Tribunal Oral Federal de Paraná, el ex titular de la Oficina Anticorrupción Daniel Morín y los profesores de la UBA Ignacio Tedesco y Gustavo Costa enseguida presentaron un escrito en el Consejo, en el que afirmaron que nunca habían tenido relación con Tuppo, y se ofrecieron para que les investigaran todos sus teléfonos y cuentas de e-mail según informa el diario La Nación.

Pero el caso Tuppo también motivó la apertura de otras dos investigaciones: una en el Consejo de la Magistratura y otra en la Procuración General de la Nación.

Comentá la nota