Los irreconciliables

El Lole dijo que su relación con el gobernador "es irreconciliable". Binner le contestó: "Que diga lo que quiera". ¿El detonante? La masacre de Diciembre Trágico.
La pelea entre Hermes Binner y Carlos Reutemann ya tienen ruido de guerra política. Hace una semana, el gobernador se había quejado porque el PJ no lo dejaba gobernar. Lole le contestó que había recibido "una de las provincias mejor administradas" del país, "diez veces mejor" que Córdoba y "treinta veces mejor" que Buenos Aires. Binner dijo que él se refería a la "deuda social" y no a la económica y le reprochó la impunidad y los muertos por la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, en Rosario. ¿Eso no es una deuda?", tiró el mandatario. Ayer, Reutemann volvió a defenderse y consideró que las declaraciones de Binner que lo ubicaban en una posición "irreconciliable" con el gobernador. "Cuando se menciona el tema del ideólogo (de la represión de Diciembre Trágico) es un ataque absolutamente suicida y reprochable, que para mi es una barrera infranqueable. O sea, que hay un antes y un después de esta acusación, porque no estamos hablando de cosas simple, hablamos de un hecho trágico, lamentable", disparó Reutemann sin mencionar a Binner. Más tarde, el gobernador volvió a retrucar: "Que el senador nacional diga lo que quiera", ironizó.

Reutemann salió ayer por emisoras de Rosario y Santa Fe a explicar el sentido de su primera réplica a Binner. "Yo solamente hice una referencia a datos de aquella polémica que se presentó (en la transición entre Jorge Obeid y Binner, en diciembre de 2007), cuando ambos acordaron una auditoría" de las cuentas públicas, recordó Lole. "Bueno, se hizo esa auditoría y se corroboró que la provincia tenía una posición económica sólida. Y yo siempre hago una comparación con otras provincias similares a Santa Fe (como Córdoba y Buenos Aires). Eso es todo lo que dije. Y nada más. No nombré a nadie, no eché culpas sobre nadie. Respondí a una pregunta, pero se ve que hay una hipersensibilidad y bueno, se salió a hablar sobre otros temas", dijo por LT9.

"Y referente a los lamentables hechos del año 2001, que se usaron mucho como campaña política, el ex intendente de la época era parte de aquel famoso gobierno de la Alianza que llevó al país a ese desastre. Las cosas se investigaron y si se pone en duda un tema vinculado a lo judicial, es un tema del Poder Judicial", volvió a cargar Reutemann, sin nombrar a Binner.

"Pero en lo personal -aclaró Lole- esto es una barrera infranqueable. Cuando se menciona el tema del ideólogo (de la represión de Diciembre Trágico) es un ataque absolutamente suicida y reprochable y que para mi es una barrera infranqueable. O sea que hay un antes y un después de esta acusación (del gobernador), porque no estamos hablando de cosas simple, estamos hablando de un hecho trágico, lamentable, en el que el ex intendente tiene mucho que ver desde el punto de vista político por haber colaborado con ese gobierno que hizo tanto desastre", completó Reutemann.

Un rato después, le comentaron a Binner que Reutemann le había contestado. "Que responda, que diga lo que quiera", dijo el mandatario.

-Reutemann dijo que la relación con usted es irrnconciliable.

-Mire, usted tiene que hablar con la madre de Pocho Lepratti. ¿Y quién se anima a hablar con ella? Hay que hablar. Porque le hemos arrebatado un hijo que lo único que quería es darle de comer a los chicos. Entonces, hay deudas sociales que no podemos dejarlas impunes. Fíjese lo que pasa con los crímenes de lesa humanidad, a medida que pasaban los años no se descubrían y afortunadamente en nuestro país se están investigando estos hechos. No se puede hacer una construcción social en base al olvido, hay que hacer una construcción social para ver la realidad cómo es: y hay culpables e inocentes.

-¿Reutemann es culpable?

-La justicia está para eso -aclaró Binner.

-Cuando habla de deuda social, ¿también se refiere a la catástrofe del río Salado?

-No tenga dudas.

-¿Imaginaba este escenario con la oposición a un año de gestión?

-Esto que estamos diciendo ahora no es nuevo, lo malo sería que mi discurso sea diferente al de la campaña o diferente al que tenía cuando era intendente en diciembre de 2001.

-O sea que imaginaba que se iba a producir en algún momento.

-En todas las declaraciones que yo he hecho en el transcurso de mi vida política, hay una coherencia absoluta en todo eso.

-¿Y usted responsabiliza a Reutemann y a Obeid?

-Yo no responsabilizo a una persona u otra. Los gobiernos de estos 24 años que tuvo la provincia han tenido una particularidad con el resultado de la situación de hoy, donde tenemos los déficit que tenemos. "Las declaracines no son opiniones son hechos de la realidad. Lo que dije, lo he dicho siempre y en función de leer la realidad. ¿Quién sabe quién dio la orden de matar a Pocho Lepratti? Un trabajador social. ¿Cuál era el pecado de Pocho Lepratti? Que le daba de comer a los chicos, que estaba con el padre Montaldo, que lo conocíamos allí, que tuvimos una vinculación muy clara con este 'angel de la bicicleta'. Entonces, ¿quién es el responsable de esto? Esto no es una acusación, es un hecho de la realidad -aclaró Binner.

-¿El responsable sería Reutemann?

-No, mire, el responsable...

-Según su visión.

-No, yo no soy la justicia -concluyó el gobernador.

Comentá la nota