“Irracional en este contexto histórico”.

El gobierno de Chubut salió temprano ayer a decir que el paro docente había fracasado. Según dijeron en conferencia de prensa, el ministro de Coordinación de Gabinete, Pablo Korn; el secretario de Trabajo, Jerónimo García, y el subsecretario de Recursos y Servicios Auxiliares del Ministerio de Educación, Gustavo Castán, la medida tuvo un acatamiento menor al 10 por ciento en toda la provincia.
Los funcionarios brindaron el primer panorama sobre los alcances de la convocatoria efectuada por los gremios docentes y dieron a conocer las evaluaciones realizadas sobre la adhesión, a partir de la información receptada en el Ministerio de Educación.

“Todas las escuelas han abierto normalmente. El comienzo de las clases ha sido masivo”, señaló el ministro Korn al inicio de la rueda de prensa, ocasión en la que destacó la oposición a la medida de fuerza por parte de otras entidades gremiales y de integrantes en general de la sociedad chubutense, con referencia a “lo irracional de un paro de estas características en este contexto económico”.

“La gran familia de la educación en el Chubut ha acompañado el inicio de clases. Los establecimientos han estado en orden y con capacidad de recibir a los alumnos en este primer día de actividades”, expresó Korn.

“El paro –prosiguió– no ha tenido trascendencia significativa. La sociedad del Chubut estaba esperando poder iniciar las clases y dar un marco de normalidad y estabilidad al comienzo del período escolar”.

El subsecretario Castán, por su parte, explicó que las delegaciones administrativas de las seis regiones educativas “confirmaron, a las 8, que las escuelas estaban abiertas y en condiciones de recibir a los alumnos”, en tanto que media hora después se ratificó la realización de todos los actos alusivos que antecedieron a las clases.

El funcionario del Ministerio de Educación sostuvo que las cifras generales revelan que “en toda la provincia la adhesión a la medida de fuerza está por debajo del 10%” y que, salvo detalles de infraestructura previstos, el comienzo de clases “ha sido satisfactorio y en condiciones”.

Respecto al apoyo registrado en los distintos niveles de enseñanza, Castán consideró que el acatamiento a la medida de fuerza “ha sido prácticamente nulo en los niveles especial e inicial”, aclarando que la escasa adhesión logrado por la dirigencia sindical se verifica en la EGB 1 y 2 y nivel primario.

Castán anticipó que el comportamiento observado por la mañana “generalmente se repite por la tarde”, en tanto el ministro Korn ratificó la voluntad de “no abandonar la política gubernamental de transparentar la información”.

Al respecto recordó la última reunión con la totalidad de gremios vinculados con la actividad educativa. “Los números estuvieron entonces sobre la mesa”, recalcó Korn, quien insistió sobre “la transparencia con la que se maneja el Gobierno Provincial.

“Intentamos dar un marco de seguridad sobre el momento económico que se está viviendo y que pretendemos tener un marco claro de discusión para poder afrontar, en los momentos que se pueda y cuando los números lo permitan, algún tipo de aumento salarial”, apuntó.

Korn ratificó que, sin embargo, “siempre estamos dispuestos a sentarnos a dialogar”, pero reclamó que “haya siempre algún criterio de discusión”, retornando al encuentro anterior cuando –aseguró– “nuestra postura fue poder determinar una nueva reunión cuando alguna perspectiva económica cambie esta situación”.

Acerca de alguna disparidad de adhesiones registrada en determinadas escuelas, la atribuyó a “la particularidad de darse la actuación de algunos dirigentes integrantes de las filas de otros partidos”.

Comentá la nota