Ironizan sobre el rol electoral de Kirchner.

Dirigentes opositores se inmiscuyen en la encrucijada alperovichista.
No sólo los referentes del alperovichismo discuten acerca de la conveniencia o no de provincializar la elección legislativa de octubre. También dirigentes de la oposición se inmiscuyeron en el dilema oficial: el impacto que tendría una eventual intervención directa de Néstor Kirchner en Tucumán antes de los comicios para senadores y diputados nacionales.

“Los oficialistas sienten que octubre está lejos, por eso alardean de su adhesión a Olivos. Los quiero ver cuando les aterrice Kirchner y los obligue a pelearse hasta con el verdulero; querrán escarparse por la tapia”, ironizó la senadora nacional por Fuerza Republicana, Delia Pinchetti de Sierra Morales.

La referente política de Concepción vaticinó que, en algún momento, la conducción local del Partido Justicialista, que encabeza la diputada Beatriz Rojkés de Alperovich, deberá expresarse de manera orgánica sobre el asunto. “Ya compramos platea para ver cómo esquivan el ‘abrazo del oso’ del crispado ex presidente”, añadió.

Otro dirigente que se expresó al respecto es el presidente de Cruzada Peronista, Enrique Romero. “Nacionalización o provincialización es lo mismo. Kirchner y Alperovich son dos caras de la misma moneda: tienen una ‘ch’ en sus apellidos, fueron menemistas y duhaldistas, gozaron de la mayor bonanza económica del país y declararon la emergencia económica cuando no la tenían”, comparó.

Comentá la nota