Ironías sobre el Indec en EE.UU.

Según The Washington Post, la pobreza y la inflación bajan aquí "como por milagro"
WASHINGTON (De nuestra corresponsal).- Cuando falta un mes para que la presidenta Cristina Kirchner llegue de visita a Estados Unidos, el diario The Washington Post dedicó un largo artículo de su edición dominical al país: reseñó los "desmanejos" del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y la "escasa credibilidad" que eso implica para los datos sobre inflación y pobreza en la Argentina.

Con el testimonio de trabajadores y ex trabajadores del instituto, la nota da cuenta de supuestas llamadas de funcionarios del Gobierno para ver "cómo se podían obtener" índices de inflación "más bajos". Y de cómo algunos productos "cuyo precio subía más del quince por ciento" dejaban de contabilizarse. "Como consecuencia de todo eso, la pobreza y la inflación descendieron como por milagro" en la Argentina, ironiza el artículo.

"Es muy difícil analizar qué es lo que pasa en la Argentina porque no se puede creer en sus estadísticas", dicen operadores bancarios de Nueva York citados en la misma nota.

Estafa a los inversores

El texto advierte, además, que todo eso implica una estafa para inversores norteamericanos tenedores de bonos de deuda argentina, a los que se les paga menos de lo que les corresponde por esa inversión.

La nota, que explica que no fue posible lograr testimonios de autoridades en la Casa Rosada, el Ministerio de Economía y el propio Indec, cita a quienes denuncian las consecuencias de ese estado de cosas.

"Si algo subía más del 15 por ciento ellos lo sacaban de la lista", dice en el artículo Marcela Almeida, una matemática que fue removida del instituto. "Todo esto no sólo tiene implicancias económicas, sino que redunda en una falta de credibilidad en la información producida por el Estado argentino", señala también el ex fiscal anticorrupción Manuel Garrido, otro de los consultados por el diario.

La nota hace referencia a la revisión de la metodología del Indec que anunció recientemente el ministro de Economía, Amado Boudou. Y luego destaca que entidades como el Credit Suisse no creen que ese proceso pueda lograr cambio alguno.

La nota también compara los datos de inflación oficiales con los privados de economistas y hace mención de las diferencias que surgieron entre las mediciones de pobreza del Indec y la Iglesia Católica.

Por último, cita al economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) Juan Luis Bour, que sostiene que no espera cambios en el Indec. "Sería el reconocimiento del fracaso", dice Bour. No es frecuente que la Argentina ocupe artículos tan extensos en la prensa norteamericana.

Comentá la nota