"Los iraquíes deben hacerse cargo"

"Los iraquíes deben hacerse cargo"
En una sorpresiva visita a Bagdad, Obama reiteró que en 2011 terminarán de retirarse las tropas; los próximos 18 meses "serán críticos", dijo
BAGDAD.? En una sorpresiva visita relámpago a Irak, la primera desde su asunción, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer a los iraquíes que llegó el momento de que se hicieran "cargo de su país" tras seis años de guerra y confirmó el plan para completar la retirada de todas las tropas en 2011.

"Los próximos 18 meses serán críticos" para lograr ese objetivo, declaró Obama, que ya anunció un retiro escalonado de los 140.000 soldados desplegados en Irak, ya que quiere concentrar el esfuerzo militar en Afganistán. El mandatario, que se opuso a la guerra en Irak, ya anunció que planea retirar la mayoría de las tropas de combate para agosto de 2010 y dejar una fuerza de 50.000 hombres hasta fines de 2011.

"[Los próximos 18 meses] serán críticos en términos de lo que nosotros podamos hacer para estar seguros de la estabilidad en Irak, de garantizar que no sea un refugio seguro para terroristas. Así nosotros podemos comenzar a llevar a nuestra gente a casa", agregó.

"Ustedes dieron a los iraquíes la oportunidad de depender de sí mismos como un país democrático. Ese es un logro extraordinario", dijo el presidente al visitar a soldados estadounidenses en Camp Victory, la mayor base militar norteamericana en Irak. "Es tiempo de que iniciemos una transición a los iraquíes. Necesitan hacerse cargo de su país", añadió.

Durante la visita, que no había sido anunciada por motivos de seguridad, Obama tuvo palabras de aliento para los soldados norteamericanos, que desde hace seis años combaten en un conflicto que no cuenta con el apoyo de gran parte de la población de Estados Unidos y que es muy criticado por la comunidad internacional. "Michelle y yo estamos con ustedes todos los días", declaró el mandatario. "Apoyaremos a las familias [de veteranos] con aumentos que entrarán en mi presupuesto y asumiremos un compromiso con los veteranos. Mientras yo esté en la Casa Blanca, recibirán el apoyo que necesitan", enfatizó.

El presidente elogió el "enorme avance" en Irak. "Bajó el número de atentados y en la política se registraron progresos. Pero aún hay mucho trabajo", recalcó. Obama también expresó su impaciencia por las incesantes disputas entre las diferentes facciones políticas iraquíes, que según él son un freno para la verdadera emancipación del país.

Los expertos en Irak temen que los recientes avances en seguridad puedan desvanecerse si las facciones iraquíes no ceden en temas como compartir más equitativamente los ingresos del petróleo y dar a los árabes sunnitas, que constituyeron el núcleo duro de la insurgencia, mayor participación en la vida política.

El gobierno liderado por chiitas, que incluye a la minoría kurda y a árabes sunnitas, ha hecho algunas reformas, pero hasta ahora fracasó a la hora de alcanzar acuerdos en asuntos políticos que realmente importan.

Funcionarios iraquíes dijeron que todas las facciones acordaron en sus reuniones con Obama que los avances en seguridad debían ser igualados por el progreso en acuerdos políticos.

El presidente estadounidense se reunió con su par iraquí, Jalal Talabani, sus dos vicepresidentes y el primer ministro Nouri al-Maliki en Camp Victory, puesto que las malas condiciones meteorológicas no le permitieron desplazarse en helicóptero al centro de Bagdad.

La visita de Obama a Irak se produce en un momento de recrudecimiento de la violencia, en especial en Bagdad, donde una serie de atentados dejó anteayer 34 muertos y cerca de 130 heridos, una seguidilla que recordó a las oleadas de violencia de 2006 y 2007.

Ayer, dos atentados con coche bomba sacudieron a la capital iraquí y dejaron ocho muertos y 18 heridos en un barrio predominantemente chiita. El ejército estadounidense y las autoridades iraquíes responsabilizaron a la red terrorista Al-Qaeda por esta nueva serie de atentados.

La visita de Obama a Bagdad, la primera desde su llegada a la Casa Blanca y su tercera en dos años, duró apenas cuatro horas y estuvo envuelta en el típico secreto que rodeó a viajes similares de su predecesor, George W. Bush.

El viaje no fue divulgado de antemano y fue conocido sólo después de que el Air Force One, en vuelo desde Estambul donde estaba programado que finalizara su primera gran gira internacional, aterrizara en el aeropuerto de Bagdad.

Las visitas a Turquía e Irak cerraron la primera gran gira internacional de Obama, durante la cual visitó seis países en ocho días y asistió a tres cumbres: la del G-20 en Londres, la de la OTAN en Francia y Alemania, y la de la Unión Europea-Estados Unidos en República Checa.

Agencias AP, AFP, EFE, ANSA y DPA

Los estadounidenses, más optimistas

* WASHINGTON (AFP).? El optimismo y la confianza de los estadounidenses están en aumento por los grandes esfuerzos del presidente Barack Obama para reactivar la economía, según reveló ayer un sondeo del diario The New York Times y la cadena CBS. Obama goza de gran popularidad por estar manejando simultáneamente la crisis económica y la política exterior, en contraste con los sombríos indicadores para la oposición republicana. Casi 40% de los estadounidenses dijo que el país estaba bien encaminado, contra apenas 15% a mediados de enero, una semana antes de la asunción de Obama. Este es el porcentaje más alto desde febrero de 2005. El 66% aprueba el trabajo realizado por Obama y un 20% cree que la economía está mejorando.

Comentá la nota