Irán: vuelven a denunciar que violan a opositores en cárceles

Lo señalaron dos líderes opositores a Ahmadinejad. A su vez, reiteraron que 69 personas murieron tras las protestas por fraude en las elecciones presidenciales

El líder de la oposición iraní Mirhossein Mousavi acusó a "agentes del sistema" de violar y abusar de reos encarcelados luego de la elección presidencial iraní de junio e instó a los poderosos clérigos a cumplir con su deber y manifestarse.

"Aquellos que cometieron los crímenes fueron los agentes estamentales", dijo Mousavi en una carta al líder reformista Mehdi Karoubi, para luego agregar: "Amenazaron a los detenidos para que se mantengan en silencio (...) no es posible apaciguar a la gente reprimida usando dinero y fuerza".

En una declaración directa que pone a los clérigos más influyentes de la república islámica en una encrucijada, Mousavi les exigió incluirse y dar su juicio sobre un creciente escándalo político. "Es el gran deber del clero revolucionario el reflejar la realidad, pero algunos han cerrado sus ojos e ignorado esta responsabilidad", añadió el opositor.

Su acusación prestó apoyo a Karoubi, que exaltó a extremistas diciendo que algunos manifestantes luego de las elecciones fueron violados en la cárcel y otros tantos murieron por las torturas que sufrieron, una acusación rechazasa por las autoridades iraníes.

La elección del 12 de junio y su turbulentas consecuencias llevaron a Irán a los mayores disturbios desde la revolución islámica de 1979, lo que expuso las profundas fisuras al interior de la elite y tensionó las relaciones con Occidente.

Irán arrestó a centenares de personas luego de la elección, en su peor disturbio callejero durante las últimas tres décadas, de las cuales 200 permanecen encarceladas, incluyendo políticos de alto rango moderados, activistas, abogados y periodistas.

Mousavi y Karoubi, que resultaron segundo y cuarto respectivamente en las elecciones presidenciales, señalaron que estaba todo arreglado para asegurar la reelección de la línea dura del presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Comentá la nota