Irán vuelve a desafiar al mundo con su programa nuclear

El gobierno de Irán aprobó un plan para la construcción de diez nuevos sitios para enriquecimiento de uranio y analizará elevar los niveles a 20 por ciento con recursos propios para abastecer un reactor con fines científicos.
El presidente Mahmud Ahmadinejad dijo que la decisión de enriquecer uranio hasta ese nivel sin derivarlo a otro país, como estaba previsto en el borrador del acuerdo de Viena, será analizada el miércoles por el gobierno.

La televisión estatal reportó que los nuevos sitios tendrán las mismas dimensiones que la planta de Natanz y dijo que la organización iraní en material nuclear recibió la orden de comenzar las tareas dentro de dos meses.

En tanto, la mayoría de los legisladores iraníes firmó hoy una declaración que reclama al presidente Ahmadinejad "reducir las relaciones" con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) tras la condena aprobada el viernes por el organismo de Naciones Unidas.

La declaración fue aprobada por 226 diputados sobre un total de 290, dijo el portavoz de la comisión de Exteriores y Seguridad Nacional del parlamento, Kazem Jalali, reportó la agencia Fars.

El texto suscrito por los diputados debe ser analizado por la comisión y luego por la asamblea plenaria para convertirse en ley.

La condena aprobada por el consejo de gobernadores de la AIEA es "política y fue adoptada bajo la presión de Estados Unidos y Gran Bretaña", sostuvo el documento.

La AIEA reclamó, entre otros puntos, que Irán suspenda en forma inmediata las tareas para el funcionamiento del sitio para enriquecimiento de uranio localizado en Fordo, en cercanías de la ciudad santa de Qom.

El presidente del parlamento iraní, Ali Larijani, quien fue jefe de los negociadores en materia nuclear, dijo hoy que "el sitio de Fordo no debió ser considerado una razón suficiente para aprobar esa resolución".

La AIEA aprobó el viernes la resolución que condena a Irán por la falta de colaboración en el esclarecimiento de los objetivos de sus planes nucleares.

La resolución fue presentada por los países que intervienen en el litigio por los programas atómicos iraníes.

El texto con la condena fue aprobado con 25 votos a favor, incluidos los de Rusia y China, países que tienen derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y habían rechazado el incremento de sanciones.

Irán había reclamado, para suscribir el borrador de Viena propuesto por la AIEA y firmado por Rusia, Francia y Estados Unidos, garantías con un sistema de provisión simultánea de combustible a nuclear a cambio de la derivación de uranio enriquecido a bajos niveles a otro país.

El consejo de gobernadores tomó la decisión en base al borrador de resolución sobre Irán preparado por los seis países que intervienen en el litigio, los cinco con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de ONU -Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia- más Alemania.

Comentá la nota