Irán sigue a la caza de opositores

El gobierno iraní continúa deteniendo a figuras críticas con las recientes elecciones. El último caso conocido es el de Isa Saharkhiz, editor comprometido con el movimiento pro reforma, según denunció su hijo, Mahdi Saharkhiz, en una carta abierta al reelecto presidente Mahmud Ahmadinejad. Por otra parte, según la Cancillería francesa, las autoridades iraníes detuvieron el 1º de julio a una universitaria de 23 años a la que acusan de espionaje.
Según Mahdi, agentes de la policía secreta irrumpieron en el domicilio donde se encontraba su padre en la madrugada del sábado y se lo llevaron sin darle más explicaciones. Durante las pasadas elecciones, Saharkhiz, de 50 años, colaboró en la campaña de Mehdi Karrubí. Su extensa agenda de contactos entre los periodistas ayudó sin duda a organizar los desayunos de trabajo y conferencias de prensa del candidato reformista.

Una vez que estallaron las protestas, por un resultado que los opositores calificaron de fraudulento, Saharkhiz sabía que era un blanco del gobierno. Tenía prohibido salir fuera de Irán y sabía que corría el riesgo de ser detenido por sus actividades políticas y por criticar al régimen.

Occidente también está en la mira del gobierno ultraconservador. El Ministerio de Exteriores de Francia pidió ayer la liberación de la joven francesa Clotilde Reiss. "Es inocente y debe ser puesta en libertad", declaró el canciller Bernard Kouchner, a la cadena de televisión France 3. El funcionario precisó que la joven es lectora de francés en la universidad de Ispahan (centro) y que fue arrestada el miércoles pasado en el aeropuerto de Teherán cuando se disponía a volver a Francia. "Si entendemos bien, esa joven ha sido acusada de espionaje; se trata del envío de fotos tomadas con un teléfono portátil. Eso no es espionaje, no puede serlo; esa acusación es absurda", añadió.

El jefe de la diplomacia francesa subrayó que "era una joven profesora (...) que fue testigo de las manifestaciones, como millones de iraníes, y no estuvo activa en esas manifestaciones". "Deseamos que se esclarezca todo y que la joven sea liberada. No hay ninguna razón para que se retenga a Clotilde", agregó antes de repetir: "Exigimos esa liberación".

Desde las elecciones presidenciales del 12 de junio Irán alzó el tono frente a los países occidentales, a los que acusa de haber fomentado la oleada de protestas internas contra la reelección del ultraconservador Ahmadinejad.

Comentá la nota