Irán pide cambios en la propuesta de la ONU

Así aceptaría enriquecer su uranio en el exterior
TEHERAN.- En un intento de evitar la ruptura de negociaciones con las potencias occidentales por su polémico plan nuclear, Teherán dijo ayer que aceptará el "marco general" del plan de la ONU para procesar uranio enriquecido iraní fuera del país, pero pedirá "cambios importantes" en el acuerdo.

La información fue revelada por el canal estatal Al-Alam, que no aclaró cuáles serán las enmiendas que pedirá Irán cuando dé a conocer su respuesta oficial en las próximas 48 horas. Después, el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores del Parlamento iraní, Aledin Borujerdi, dijo que Irán aceptará enviar al exterior su uranio si el acuerdo que negocia con Francia, Rusia y Estados Unidos permite despacharlo de forma fragmentada.

"Entregaríamos al país designado parte del uranio enriquecido al 3,5% que tenemos y tras recibirlo al 20% entregaríamos otra parte del uranio al 3,5%", explicó. "Es decir, no todo el combustible que tenemos sería entregado de una sola vez", precisó.

El plan dispone que Irán envíe el 70% de su uranio enriquecido al exterior para un enriquecimiento ulterior. Estados Unidos y sus aliados respaldan el plan porque por lo menos dejaría temporalmente las existencias iraníes de uranio demasiado débiles como para construir una bomba nuclear.

Irán dice que no tiene ninguna intención de producir dichas armas, aunque ha retaceado constantemente al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) información sobre sus actividades de enriquecimiento de uranio, mineral base de la bomba atómica.

La reacción de las potencias occidentales no se hizo esperar. El canciller francés, Bernard Kouchner, se mostró exasperado con Teherán y dijo que trata de modificar completamente una propuesta que no requiere mayores cambios.

Irán "no puede demorarse eternamente, esperamos respuestas", dijo Kouchner, en alusión a que el Consejo de Seguridad de la ONU podría endurecer las actuales sanciones a Irán. "Hemos estado esperando ver la luz al final del túnel durante casi tres años. Y seguimos esperando", afirmó el canciller francés.

El director de la diplomacia de la Unión Europea, Javier Solana, que también está negociando con los iraníes, respaldó lo dicho por Kouchner. "Se trata de un buen acuerdo y no creo que necesite cambios fundamentales", dijo.

Comentá la nota